• Jueves, 24 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 776 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 776 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Abundante menstruación, causante de anemia ferropénica

La última Encuesta Nacional de Salud en México realizada en 2016 registró un aumento de más del 6% en mujeres con anemia, específicamente aquellas en edad reproductiva

anemia ferropénica

La anemia ferropénica es la más común de sus tipos y se produce por la deficiencia de hierro, mineral necesario para la formación de hemoglobina que a su vez lleva oxígeno al cerebro, entre otras funciones. Las personas que presentan esta condición reportan síntomas como cansancio, falta de aire, dolor de cabeza, palpitaciones, mareos, somnolencia, desmayos, entre otros.

En México, la Encuesta Nacional de Salud 2016 (ENSANUT) registró un incremento del 6,7% con relación al 2012 de mujeres con anemia, principalmente en edad reproductiva, ante este panorama, más de 200 expertos de diferentes especialidades se reunirán el 5 y 6 de julio en el foro médico Iron Academy 2019 que se realizará en el Hotel Marriot de Tuxtla Gutierrez en el Estado de Chiapas bajo la organización de Takeda.

Se abordarán temas de interés en Ginecología que aquejan a las mujeres en edad reproductiva y embarazadas, así como aspectos gastroenterológicos, analizando casos relacionados a sangrado de tubo digestivo y la anemia en padecimientos crónicos como la enfermedad renal.

La anemia se define como deficiencia de glóbulos rojos para transportar oxígeno al organismo en general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que 533 millones de mujeres en edad reproductiva la padecen, lo que genera un impacto negativo en la salud y en el desarrollo económico, pues está ligado a un mayor número de fallecimientos maternos y el aumento de enfermedades cardiovasculares.

La doctora Fernanda Prado, gerente de Asuntos Médicos en Takeda México, indica tres principales factores por los cuales las mujeres son más propensas a tener anemia ferropénica, “Todos podemos presentar deficiencia de hierro en el organismo, debido a una ingesta insuficiente en la dieta o escasa absorción del mismo, pero en la población femenina se puede ver aumentada debido a los sangrados menstruales abundantes y en las mujeres embarazadas por la demanda incrementada de nutrientes hacia el nonato; una de las consecuencias más graves es la mortalidad materna y el bajo peso del recién nacido; se estima que al año fallecen 115,000 mujeres por esta condición”.

En el caso del sangrado menstrual anormal, que es una variación irregular en la frecuencia, cantidad y duración del sangrado, “se sabe que es la segunda causa de consulta ginecológica, y que de no tratarse oportunamente puede causar anemia ferropénica con un impacto social y económico en la calidad de vida de las mujeres”, destaca la especialista; anualmente solo 6 millones de mujeres buscan atención de un especialista si sospechan que tienen algún sangrado anormal.

En general, algunos síntomas comunes que indican una baja cantidad en las reservas de hierro en el organismo son debilidad, fatiga, caída de cabello, falta de aire, dolor de cabeza, falla en la memoria o la concentración. Dado que el diagnóstico se realiza a través de estudios de laboratorio, en ocasiones, la sintomatología no es tomada en cuenta o se considera consecuencia de las actividades diarias como el trabajo, estrés u otros factores externos.

“Es recomendable tener una dieta rica en aporte de hierro y en presencia de anemia ferropénica lo más importante es brindar un tratamiento individualizado para cubrir las necesidades del paciente, y este únicamente debe ser recetado por un profesional de la salud”, comenta la Dra. Fernanda Prado. Además, resalta considerar una serie de pasos para mantener las reservas de hierro completas una vez detectada la condición que la causa:

  • Acudir con el especialista para corregir el padecimiento de base; por ejemplo, si se cuenta con un sangrado menstrual abundante, acudir con el experto para regularlo o si se detecta que el paciente podría presentar hemorragia en el tracto digestivo como consecuencia de una úlcera péptica, dar seguimiento con el gastroenterólogo
  • Normalizar los niveles de hemoglobina con tratamiento farmacológico y una alimentación balanceada, llevar una dieta rica en frutas y verduras e incluir una ración de carne o pescado dos o tres veces por semana.
  • Restablecer los depósitos de hierro bajo supervisión médica, con soluciones orales o por vía intravenosa.