• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3703 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3703 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Adalimumab controla la uveítis tras dos años de tratamiento en el 80 por ciento de los pacientes

Conclusiones del Simposio ‘Humira: De la evidencia a la experiencia’, celebrado en el marco del V Congreso Anual de la Sociedad Española de Inflamación Ocular

Alfredo Adán analizó las novedades en el tratamiento de la uveítis.

Adalimumab permite el control de la uveítis en un 80 por ciento de los pacientes con esta patología, según las conclusiones del Simposio ‘Humira: de la evidencia a la experiencia’, celebrado en el marco del V Congreso Anual de la Sociedad Española de Inflamación Ocular (SEIOC) con el apoyo de Abbvie. Alfredo Adán, presidente de esta sociedad científica y director del Instituto de Oftalmología del Hospital Clínic de Barcelona, ha destacado el alto porcentaje de mejoría que supone el mencionado fármaco biológico para los pacientes con esta enfermedad oftalmológica inmunomediada.

La uveítis es la inflamación de la úvea o tracto uveal, y, si bien se trata de una enfermedad rara tanto en Oftalmología como en Pediatría, constituye la tercera causa de ceguera prevenible en el mundo. Además, la uveítis no infecciosa es una enfermedad intraocular inflamatoria compleja que puede asociarse a síndromes oculares específicos o a enfermedades autoinmunes, como la artritis idiopática juvenil.

Proyecto BIOUVEA

En el simposio celebrado en Barcelona se han presentado los datos del proyecto BIOUVEA, un registro de fármacos biológicos en el tratamiento de la uveítis liderado por la SEIOC. El presidente de esta sociedad científica ha explicado que el objetivo ha sido “analizar el uso de estos tratamientos en uveítis”. “Han participado 25 centros de toda España y se han incluido más de 327 pacientes. Los datos extraídos se centran en la tasa de retención del fármaco a largo plazo. El 80 por ciento de los pacientes mantiene el tratamiento con Humira a los dos años, con control de la enfermedad”, ha recalcado Alfredo Adán, experto en uveítis y retinopatía diabética.

Datos en la vida real

Otro asunto abordado en el encuentro de la SEIOC ha sido el de los resultados de tratamiento en vida real, que son “clave” para conocer la eficacia del fármaco y que, en muchas ocasiones, no son del todo comparables con la información los ensayos clínicos, como ha señalado Alfredo Adán. “Tenemos que seguir investigando en los datos clínicos de vida real de nuestros pacientes, así como en la posibilidad de avanzar en tratamientos selectivos que permitan poner en práctica terapias personalizadas para cada una de las personas con uveítis”.

Para los pacientes resulta fundamental realizar un pronóstico precoz, sobre todo en los casos más severos de uveítis. “En ciertos casos de enfermedad de Behçet, oftalmia simpática, etc., la introducción precoz del tratamiento biológico o estrategia Top-Down, mejora los resultados a largo plazo. Esta estrategia, no obstante, implica empezar con mayor precocidad el tratamiento con este fármaco”, ha señalado el presidente de la sociedad científica.