• Viernes, 20 de julio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7374 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7374 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1 [name] => Sin categoría [slug] => sin-categoria [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 28 [filter] => raw [cat_ID] => 1 [category_count] => 28 [category_description] => [cat_name] => Sin categoría [category_nicename] => sin-categoria [category_parent] => 0 ) )

AMYTS sigue reclamando estabilidad laboral y el impulso de la carrera profesional

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid celebra el XVII Círculo Sanitario con el título ‘Alternativas al deterioro del sistema sanitario público’

Participantes en el XVII Círculo Sanitario de AMYTS.

Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), ha presidido el XVII Círculo Sanitario, que en esta edición ha tenido como tema principal las ‘Alternativas al deterioro del sistema sanitario público’, y en el que han participado profesionales del ámbito económico-sanitario. Entre las principales reivindicaciones de los médicos madrileños destacan la estabilidad laboral, el impulso de la carrera profesional y el registro de médicos.

Ángela Hernández Puente, presidenta del Sector de Hospitales de AMYTS, ha reconocido que la gestión sanitaria de Madrid supone una “realidad extremadamente compleja que no es fácil de manejar”. Con datos a 30 de abril de 2018 extraídos del Portal de Transparencia del SERMAS y las memorias de los hospitales, se han registrado 18.065 facultativos en 430 centros de Atención Primaria, y 37 en Atención Hospitalaria y otros centros. En la actualidad “no hay cifras de los profesionales que trabajan para la Sanidad privada”, ha lamentado.

También ha repasado los principales tipos de gestión que predominan en la Sanidad pública, con modelos mixtos como el Hospital de Valdemoro. Además, ha recordado que el 35 por ciento de los médicos del SERMAS tienen puestos temporales, “algo preocupante”. En el ámbito hospitalario, el porcentaje de la temporalidad es todavía superior. “La Administración se ha convertido en la mayor empresa de trabajo temporal (ETT) de la Comunidad”, ha criticado Ángela Hernández, quien ha añadido: “Es hora de planificar o lloraremos después”.

“Las cifras de la precariedad laboral tienen consecuencias a la hora de pedir una hipoteca, por ejemplo. La carrera profesional está congelada desde 2009, y hemos conseguido reactivarla en Madrid, aunque la sensación es que la Administración está mareando la perdiz, no hay un deseo claro de avanzar”. La sobrecarga asistencial, sobre todo en urgencias y en las consultas de AP, son otros problemas que se deben solventar. “Los médicos sentimos que llevamos todo el peso del sistema sanitario”, ha recalcado.

Médicos al límite y maltrato profesional

Miguel Ángel García, coordinador de Formación de AMYTS, ha hablado de ‘Médicos al límite en una sanidad al límite’. Así, se ha referido al “maltrato profesional y al maltrato poblacional”, en referencia, por ejemplo, al caos en las Urgencias de La Paz, el conflicto de las ambulancias de Madrid o las listas de espera.

Y en su intervención, José Ramón Repullo, director técnico de la Fundación de Formación de la Organización Médica Colegial, ha explicado que “la sostenibilidad interna es fácil y se basa en la eficiencia productiva y la eficiencia asignativa”. Este experto ha analizado una serie de factores de cambio que se han producido en el escenario actual a nivel micro, meso y macroeconómico. Por ejemplo, se ha extrañado de que la gestión de recursos humanos se centralice, y, en su opinión, se debe al peso que tienen las consejerías de Hacienda sobre la sanidad autonómica.

Por su parte, Ignacio Hernández, neurólogo del Hospital Ramón y Cajal y especialista en nuevas tecnologías, ha defendido la incorporación del big data a la práctica clínica: “En Sanidad esperamos que la tecnología sea perfecta, pero en la vida real solo le pedimos que mejore lo que el hombre hace, y un ejemplo es el uso del traductor de Google. El aprendizaje automático está cambiando el mundo. Vivimos en una inflación de grandes datos, generamos más información de la que podemos organizar”. “En Medicina somos los mayores productores de datos de la humanidad, con tres capas: Genómica, historia clínica y sensores. La inteligencia artificial ya puede hacer diagnóstico con más precisión que los médicos, como ocurre con la retinopatía diabética.

Hipoteca para las generaciones futuras

“¿Es inevitable el recorte del gasto sanitario?”, se ha preguntado Rosa Urbanos, profesora titular del Departamento de Economía Aplicada, Pública y Política de la Universidad Complutense de Madrid. “Los principales problemas del sistema son la dificultad para seguir obteniendo financiación y reducir el problema de solidaridad intergeneracional que implica el volumen de deuda actual. Estamos hipotecando las generaciones futuras, incluso las que todavía no han nacido, y debemos ser responsables”.

Por otra parte, Rosa Urbanos ha comentado que en algunas ocasiones “los intereses de la industria y del SNS no están alineados”. “Es urgente incorporar la evaluación económica a la toma de decisiones de manera sistemática. Además, es imprescindible valorar si las innovaciones valen lo que cuestan”. En su opinión, “la formación de los profesionales debe incluir conceptos y herramientas para trabajar en un contexto en el que los recursos son muy escasos. Los profesionales podrían colaborar con la solvencia del sistema si estuvieran familiarizados con conceptos como coste-efectividad y el interés general”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies