• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8263 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8263 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Ana Barceló: “Urge cambiar el modelo de financiación autonómica”

La Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana ha subrayado que la inversión en salud debe ir de la mano de la eficiencia que, a su vez, requiere de cambios organizativos a todos los niveles

financiación autonómica

La Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública de Valencia, Ana Barceló, ha manifestado que uno de los grandes problemas de la Sanidad es la financiación autonómica, la infrafinanciación que impide avanzar y mejorar la atención sanitaria. “Urge cambiar el modelo de financiación autonómica para poder materializar la voluntad de transformación y modernización de la Sanidad”, ha indicado.

Un cambio que debe pasar por invertir más recursos y propiciar cambios organizativos en todos los niveles asistenciales -posicionando a la Atención Primaria como el eje principal- que hagan más ágil y eficiente el sistema sanitario. Así lo ha manifestado hoy la consellera valenciana, durante su intervención en los Desayunos Socio-Sanitarios de Europa Press.

En este contexto, Barceló se ha sumado “al anhelo manifestado por el Gobierno de España de impulsar un Pacto de Estado por la Ciencia que permita acercarnos a los niveles de inversión realizados por los países más avanzados de la Unión Europea”.

“Debemos ser ambiciosos en el cambio de perspectiva de nuestros planteamientos sociales y asistenciales, y pasar de entender la enfermedad como límite a fomentar la salud como una oportunidad”, ha subrayado. La consellera ha asegurado que la idea de progreso no debe asociarse con el progreso económico, sino con el del bienestar de la población, lo que “transciende el ámbito de la Sanidad”.

A su juicio, el propio ciudadano debe entender la salud como una responsabilidad y una oportunidad, y son las instituciones sanitarias las que deben consolidar la “perspectiva social que propicie la extensión de la cultura de la salud, y trasladarla al plano asistencial”.

Desigualdades en salud

Barceló ha destacado que la actual situación de la población española, los cambios demográficos, la transformación digital y el avance tecnológico requieren de medidas que nos preparen, de forma conveniente, para afrontar los retos sanitarios. “Nuestro país debe abrir una nueva etapa a la que debemos dar respuesta juntos a circunstancias extraordinariamente complejas, un debate territorial para definir un nuevo marco político basado en el respeto, la solidaridad entre personas y la igualdad de territorios”, ha declarado.

En esta línea, la consellera ha aducido a las desigualdades, en materia sanitaria, que actualmente se dan en nuestro país, remarcando que el sistema público de salud debe ser una herramienta decisiva para la cohesión social y “motor de la igualdad”.

“Debemos velar porque los retos de futuro no abran la puerta a nuevas desigualdades, y que los tratamientos, los fármacos y los cuidados no supongan una frontera para nadie entre la vida y la muerte o la inclusión y la exclusión”, asegura.

Tres ejes de actuación

Para hacer frente a este reto, Barceló ha destacado que, en Valencia, se plantean el futuro de la Sanidad bajo tres premisas fundamentales:

  • la oportunidad de la salud, con un tejido asistencial destinado a la atención de los pacientes, al diagnóstico y tratamiento de la patología y a la prevención y la promoción de la salud;
  • la transformación del sistema sanitario, con un reordenamiento de todos los niveles asistenciales dotando a la Atención Primaria de los recursos sanitarios para ser el eje del sistema sanitario (en la actual legislatura, la consejería tiene previsto invertir 100 millones de euros en Primaria);
  • y una necesidad de una nueva estructura política con una apuesta por las oportunidades que se abren en el campo sanitario, de la mano de la investigación médica con nuevos fármacos, terapias individualizadas, medicina de alta precisión y de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud.

Uno de los puntos en los que se ha detenido es en la necesidad del abordaje de la cronicidad. “El envejecimiento de la población genera una presión asistencial que plantea nuevos retos que nos permitan vivir más años con mayor calidad de vida”, ha dicho.

Listas de espera

Preguntada por el problema de las listas de espera que han suscitado la queja de profesionales y pacientes, Barceló ha explicado que cuentan con dos planes de choque para afrontar el problema: el autoconcierto, que supone realizar las intervenciones quirúrgicas fuera de la jornada; y el plan de choque puesto en vigor a finales de enero y que está apunto de ser evaluada para ver si está o no funcionando.

“Paliar este problema es uno de los objetivos principales de esta Consejería que queremos abordar estos cuatro años, y para el que creemos que no hay una única solución, sino que son varias como: incrementar la inversión y crear nuevas plazas para hacer frente a la presión asistencial que tenemos”, ha concluido.

Respecto del cierre de 3.000 camas que han denunciado los representantes sindicales, la consellera asegura que se trata de una “verdad a medias”, ya que ese monto responde al sumatorio de las que se cierran entre julio, agosto y septiembre que supone entre un 4% y un 6%. Barceló ha señalado que son cierres que se aprovechan para acometer reformas y siempre teniendo en cuenta los descensos de intervenciones y la merma de población habitual.