• Jueves, 24 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8463 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8463 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Aprender a interpretar el intervalo QT y las ondas U en un electrocardiograma, centran los capítulos 11 y 12 de la guía ‘Dar sentido al ECG’

El compendio, reeditado en 2019, ha sido adaptado al español y revisado por el doctor Carlos Escobar, del Hospital Universitario La Paz, en Madrid

Dar sentido al ECG. Manual Práctico. Artefactos. libro Cardiología


Enfermedades como la hipercalcemia, la hipertermia o una miocarditis agua pueden ser diagnosticadas con una sólida interpretación del intervalo QT de las ondas trazadas en un electrocardiograma. De su correcta medición e interpretación, así como de las posibles patologías asociadas en función de su longitud, se habla en el capítulo 11 de la guía ‘Dar sentido al ECG. Manual Práctico’, considerada el libro de cabecera de los médicos para aprender a interpretar esta prueba.

Según el manual, si el intervalo QT es inferior a 0,35 segundos, se debe pensar en diversas patologías, lo mismo que si es superior a 0,44 segundos. Esos son los márgenes de referencia.

Por su parte, el capítulo 12 se aborda la onda U que aparecen seguidas de la onda T, aunque más pequeñas. En la guía se explica que, si aparecen invertidas, al igual que la T se debe pensar en la misma alteración clínica indica su onda precedente, aunque si son demasiado prominentes, por sí mismas, también pueden ser patológicas.

En el último caso, el clínico debe pensar en una hipotasemina, una hipercalcemia o un hipertiroidismo.

El compendio que recoge todo lo relativo al ECG fue escrito por Andrew R. Houghton, cardiólogo y consultor en el Grantham & District Hospital, en Grahtham; y David Gray, médico consultor de cardiología en el Queen’s Medical Center, en Nottingham, en 1997.

Sus capítulos se están publicando, de forma paulatina, en EL MÉDICO INTERACTIVO, donde están disponibles para que los profesionales sanitarios puedan descargarlos en formato PDF.