• Miércoles, 19 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3634 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3634 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

La asistencia sanitaria domiciliaria disminuye los costes hospitalarios y mejora la calidad de vida de los pacientes

" Así se ha destacado en la Primera Jornada SEDISA-FENIN, "El tercer nivel asistencial", celebradas en Valencia y a las que ha acudido el consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado   " Sólo las terapias respiratorias, que representan un 0"5 por ciento del presupuesto sanitario, permiten ahorrar al SNS más de 300 millones de euros cada año

Las enfermedades respiratorias crónicas tienen un elevado impacto sanitario, económico y social en nuestra sociedad. Factores como el envejecimiento, el tabaquismo, la contaminación, las condiciones climatológicas y el aumento de la obesidad han disparado el número de pacientes que precisan tratamientos con terapias  respiratorias. En la actualidad, la tecnología sanitaria aplicada a la atención domiciliaria permite que más de medio millón de pacientes con enfermedades respiratorias -como la EPOC o la apnea del sueño- mejoren su situación clínica y su calidad de vida y alcancen una perfecta integración con su entorno laboral y social.

Frente a la hospitalización convencional, la atención domiciliaria ha demostrado ser coste-eficiente para el tratamiento de estos pacientes. Sólo las terapias respiratorias domiciliarias (TRD) -que representan menos del 0,5 por ciento del presupuesto sanitario, con más de 500.000 tratamientos en marcha- permiten ahorrar al Sistema Nacional de Salud más de 300 millones de euros cada año.

Un aumento del 25 por ciento de los tratamientos de TRD supondría un ahorro adicional de  105 millones de euros al sistema sanitario, según un reciente estudio realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en colaboración con la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC).

El carácter innovador de las empresas del sector ha permitido encontrar una fórmula de gestión sanitaria en la que el paciente y el tratamiento de su enfermedad son los objetivos de un proceso eficiente económica y asistencialmente que permiten colaborar en la necesaria sostenibilidad del sistema sanitario, tal  como se ha puesto de manifiesto en la Primera Jornada SEDISA-Fenin, celebrada en el Hospital General Universitario de Valencia y promovida por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria y la Sociedad Española de Directivos de la Salud.

Más caro para el sistema

Según palabras de Jesús Escudero, vicepresidente del Sector de Oxigenoterapia y Otras Terapias Respiratorias Domiciliarias de Fenin, “resulta más caro para el Sistema Nacional de Salud no tratar a un paciente con nuestras terapias que tratarlo. El sector emplea a más de 1.600 personas llevando al domicilio del paciente  la tecnología y los profesionales sanitarios necesarios para el mejor tratamiento de la enfermedades respiratorias”.

Por su parte, Mariano Guerrero, secretario de SEDISA, ha subrayado la importancia de esta jornada como punto de encuentro de profesionales de la salud, gerentes y representantes de la industria de tecnología sanitaria para dar optimizar el tercer nivel asistencial, tomando como ejemplo tres áreas: la hospitalización a domicilio, las terapias respiratorias domiciliarias y la atención a pacientes crónicos.

Durante muchos años la atención domiciliaria como modalidad asistencial ha pasado desapercibida. Es ahora, en el contexto económico actual, cuando todas las miradas se dirigen al tercer nivel asistencial como medida de ahorro de los costes hospitalarios. “El domicilio del paciente es un lugar terapéutico idóneo donde prestar asistencia sanitaria continua y eficaz. La terapia respiratoria domiciliaria es un buen ejemplo de un servicio de salud moderno, efectivo y de calidad”, concluye Mariano Guerrero.