• Viernes, 19 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3650 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3650 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Aterina 15 mg cápsulas blandas continúa estando financiada para pacientes con IVC

Este tratamiento de Alfasigma está financiado mediante visado para los pacientes en estadios más avanzados de la enfermedad venosa crónica (C3-Edema moderado o grave hasta C6-Ulcera venosa)

aterina

Aterina 15 mg cápsulas blandas continúa estando financiada para aquellos pacientes en estadios más avanzados de la enfermedad venosa crónica. Sulodexida, principio activo de Aterina, es una molécula de investigación y desarrollo de Alfasigma y, actualmente, la única que existe en el mercado español con la indicación autorizada de tratamiento de la insuficiencia venosa crónica y de la úlcera venosa crónica. Además, por su catalogación dentro del grupo terapéutico de los antitrombóticos, dispondrá también de la aportación reducida, por lo que el paciente solo abonará el 10 por ciento de su importe.

Aterina es un tratamiento etiopatogénico de la enfermedad venosa crónica con un doble mecanismo de acción: actúa como protector del endotelio vascular, restaurando la integridad y funcionalidad del endotelio y disminuyendo la inflamación endotelial y, además, mejora la circulación sanguínea, gracias a su actividad antitrombótica, fibrinolítica y hemorreológica.

Cuenta con un doble mecanismo de acción: actúa como protector del endotelio vascular, restaurando la integridad y funcionalidad del endotelio y disminuyendo la inflamación endotelial y, además, mejora la circulación sanguínea, gracias a su actividad antitrombótica, fibrinolítica y hemorreológica.

Aterina no solo supone una mejora en los síntomas característicos de la enfermedad venosa crónica, como son principalmente el dolor, pesadez de piernas, hinchazón, calambres, picor, hormigueo…, sino que claramente evita la progresión de la enfermedad, pudiéndose utilizar en todos sus estadios, y tomando especial relevancia en aquellos que sufren de edema y discromías de la piel, y hasta llegar a los que presentan una úlcera venosa, estadio más grave de la enfermedad y con un claro impacto en la calidad de vida del paciente, acelerando en estos casos el proceso de cicatrización de la úlcera.

Presenta un alto perfil de seguridad y una muy buena tolerabilidad. La posología son 2 cápsulas por la mañana y 2 cápsulas por la noche, preferiblemente separadas de las comidas, para favorecer la absorción del producto.