• Jueves, 19 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6751 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6751 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1603 [name] => Internacional [slug] => internacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1603 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 5085 [filter] => raw [cat_ID] => 1603 [category_count] => 5085 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

El aumento del valor del IMC está asociado con menor riesgo de muerte

El índice de masa corporal promedio ha aumentado con el tiempo en la mayoría de los países

En un estudio que se publica en JAMA por Borge G. Nordestgaard, del Hospital Universitario de Copenhague, en Herlev, Dinamarca y colegas descubrieron que el valor del índice de masa corporal (IMC) que está asociado con menor mortalidad por todas las causas ha aumentado en la población general.

Hallazgos previos indican que aunque el IMC promedio ha aumentado con el tiempo en la mayoría de los países, la prevalencia de los factores de riesgo cardiovasculares pueden estar disminuyendo entre los individuos obesos. Por lo tanto, el índice de masa corporal más bajo asociado con la mortalidad por todas las causas puede haber cambiado con el tiempo.

Este estudio incluyó a tres grupos de la misma población general inscritos en diferentes momentos: el “Estudio Cardiaco en la Ciudad de Copenhague” en 1976-1978 y 1991-1994 y el “Estudio de la Población General de Copenhague” en 2003-2013. Todos los participantes fueron seguidos desde su inclusión en los estudios hasta noviembre de 2014, la emigración o la muerte, lo que ocurriera primero.

Los investigadores encontraron que el valor de IMC asociado con la mortalidad más baja por todas las causas ha aumentado en 3,3 durante más de tres décadas, de 1976-1978 a 2003-2013, de 23,7 a 27. Además, el riesgo de mortalidad por cualquier causa que se asocia con un IMC de 30 o mayor frente a un IMC de 18,5 a 24,9 se redujo de 1,3 a 1 durante este periodo de 30 años.

“Estos últimos hallazgos fueron consistentes en los análisis estratificados por edad, sexo, tabaquismo y antecedentes de enfermedad cardiovascular o cáncer”, subrayan los autores, quienes apuntan como hallazgo interesante de este estudio que el índice de masa corporal óptimo en relación con la mortalidad se coloca en la categoría de sobrepeso en la cohorte más reciente 2003-2013.

“Este hallazgo es consistente tanto en toda la muestra de población (IMC óptimo de 27) y en un subgrupo de no fumadores y sin antecedentes de enfermedad cardiovascular o cáncer (IMC óptimo de 26,1). Si este hallazgo se confirma en otros estudios, indicaría la necesidad de revisar las categorías de la OMS que se emplean actualmente para definir el sobrepeso, que se basan en datos de antes de la década de 1990”, agregan.

Con respecto al aumento en el valor de índice de masa corporal asociado con la mortalidad más baja por todas las causas, los científicos escriben que “se necesita más investigación para entender la razón de este cambio y sus implicaciones”.