• Martes, 21 de noviembre de 2017

Beneficios y riesgos de la telemedicina en la atención al paciente con ECV

Estetoscopio puesto en un teclado

La telemedicina está ofreciendo la posibilidad de crear nuevas formas de relación entre el profesional sanitario y el paciente con problemas cardiovasculares. Así, el Dr. Miguel Pérez Gurillo comenta que “la asistencia médica a distancia reduce costes y libera a los profesionales de la sobrecarga de trabajo”. Por otro lado, la implantación de estas nuevas tecnologías presenta diversos problemas: “La selección de pacientes para determinados tipos de prestaciones, la privacidad de los datos médicos y su gestión, la transparencia en los procesos, el consentimiento informado del paciente, etc. No existe un marco legal adaptado a las peculiaridades de los nuevos servicios, ni una normativa profesional consensuada sin unas garantías de seguridad, ni los usuarios ni los profesionales estarán dispuestos a abrirse al uso de las nuevas tecnologías”.

El Dr. Iván Roca Luque resalta que la telemedicina se emplea, sobre todo, para el control del paciente crónico con ICC. En su opinión, “mejora la calidad de vida y disminuye los ingresos, por lo que genera confianza entre el médico y el paciente”. Además, destaca que algún estudio reciente indica que la combinación de telemedicina con dispositivos cardiacos podría reducir la mortalidad.

Por su parte, Víctor Manuel Moreno Comins asegura que “a nivel de Atención Primaria no existe la posibilidad de utilizar la telemedicina”, a pesar de que, en su opinión, “sería de gran utilidad para valorar rápidamente una clínica de dolor torácico o dudas generadas con otras patologías como la diabetes y la HTA”.

Finalmente, Ana Lérida Urteaga apunta que “la telemedicina puede resultar muy útil en el seguimiento clínico y terapéutico de pacientes con problemas cardiovasculares”, si bien especifica que este método “debe ser implantado en pacientes motivados y con un mínimo nivel cultural”. “Esta práctica genera una gran confianza y complicidad y mejora la relación médico-paciente. En consecuencia, puede tener un impacto beneficioso en la salud cardiovascular de los pacientes”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies