• Lunes, 25 de marzo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 41 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 41 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

“Cada paciente con sensibilización central siente el dolor de una forma diferente”

La complejidad de su abordaje no es tanto el diagnóstico, sino el tratamiento, según el médico internista Antoni Fernández Solà

Antoni Fernandez Sola

La complejidad del abordaje de la sensibilización central ya no es tanto el diagnóstico, sino el tratamiento, porque “cada paciente siente el dolor de una forma diferente”. “Somos personas, no neveras; es lo difícil y maravilloso de la Medicina, que no hay enfermedades, hay enfermos”, según comentaAntoni Fernández Solà, médico internista de Althaia Manresa y Sanitas Barcelona, y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Síndrome de Sensibilidad Central (SESSEC).

“Disponemos de unos criterios clínicos aceptados internacionalmente que son sensibles, específicos y fácilmente reproducibles; por lo tanto, el diagnóstico hoy en día en manos de un médico experto no es un problema. La cuestión es mejorar la salud de las personas afectadas por la sensibilización central, y también de los pacientes aquejados por otros trastornos como el impacto químico o el impacto electromagnético”, comenta.

Según este experto, es muy importante que el enfoque del tratamiento de la sensibilización central se determine “paciente por paciente”. “Los protocolos generales de diagnóstico o de tratamiento y los protocolos hospitalarios de manejo de la sensibilización central están muy bien, pero cada persona es distinta y cada una debe tener su médico de referencia. De hecho, así debería ocurrir con todos los pacientes y todas las enfermedades, porque yo me considero médico por encima de todo. La sensibilización central es un paradigma en este sentido, y debemos hacer un manejo individualizado de cada persona”.

En colaboración con Primaria

Asimismo, esta labor debe hacerse en línea con otros profesionales sanitarios, como el médico de Atención Primaria, que es “clave”, según Fernández Solà. “Buscamos la especialidad, pero el médico que está próximo al paciente es el que tiene la llave. El facultativo de Atención Primaria debe saber detectar la sensibilización central y derivar al paciente cuanto antes a un experto, aunque esté a 600 kilómetros. Para ello, el médico también necesita disponer de determinadas herramientas. Nuestro problema es que a nuestras unidades nos llega gente que lleva una media superior a cinco años de sintomatología. ¿Cómo vamos a sacar a alguien del pozo si está casi en el fondo? El diagnóstico precoz es muy importante, y la aplicación de herramientas terapéuticas será más beneficiosa y eficaz cuanto antes se apliquen”.

Baja prevalencia

Patologías como el síndrome de sensibilización central “no son enfermedades raras”, asevera Fernández Solà. “No tenemos que detenernos en el porcentaje de prevalencia, porque sabemos que hay una gran cantidad de personas afectadas. Hay que seguir investigando la vertiente ambiental, los campos magnéticos, el 5G, la exposición química, etc. Se trata de una cuestión de salud públicaque España tiene que afrontar de una manera decidida”.

La sensibilización central es una enfermedad orgánica que tiene su origen en el sistema nervioso central, con repercusiones inmunológicas y endocrinológicas en muchos órganos y sistemas. “Este tipo de alteraciones en el sistema nervioso central no se puede detectar con una simple prueba. Estamos hablando de otro tipo de abordajeque ya no es la Medicina de la radiografía, el electro o el análisis, sino la Medicina de la complejidad, que exigirá herramientas que, probablemente, aún no tenemos”, según explica Antoni Fernández Solà.

“Tal vez sean necesarios estudios de base física, resonancias electromagnéticas y otro tipo de pruebas, porque estamos hablando de la caja negra del cuerpo”.“España es un país que, a pesar de las dificultades en este tema, es de los más avanzados del mundo. Realmente nos encontramos que cuando hay una reunión de expertos, una gran parte de los médicos son españoles, somos muy pioneros”.

Más unidades de sensibilización central

Fernández Solàconsidera necesario “sensibilizar a las administraciones para que hagan unidades de sensibilización central, y pidan ayuda a las organizaciones científicas como la SESSEC. Nosotros tenemos cada uno nuestra dinámica asistencial investigadora, pero nos hemos agrupado en un paraguas que pretende ayudar al conjunto de la sociedad”.

“Estamos a disposición de las administraciones, que deberían asesorarse y, de hecho, algunas comunidades ya lo están haciendo. Un ejemplo paradigmático puede ser la Comunidad Valenciana, que se ha asesorado con nosotros para hacer el decreto ley de las unidades en Valencia, igual que se ha hecho en Cataluña, donde funcionan muy bien”, concluye.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies