• Miércoles, 19 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 315 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 315 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 707 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 707 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Capacitan sobre tratamientos innovadores EPOC y FPI

Se realiza el Primer Curso Integral para Expertos en Medicina, curso avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México y que ofrece capacitación para prevenir, detectar y atender las enfermedades agudas y crónicas

La pasada semana se realizó el Primer Curso Integral para Expertos en Medicina (CIEM), curso que fue avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y ofrecía capacitación para prevenir, detectar y atender las enfermedades agudas y crónicas que afectan a gran parte de la población mexicana.

La Ciudad de México fue sede del evento cuyo propósito es fomentar la educación médica continuada de los profesionales de primer contacto, actualizando así los tratamientos innovadores para tratar las enfermedades cardiometabólicas y respiratorias.

Uno de los ponentes fue el doctor Juan Carlos Vázquez García, neumólogo y Maestro en Ciencias que actualmente se desempeña como Jefe de Enseñanza del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), acompañado del doctor José Padua García, vicepresidente de la Sociedad Médica del Hospital Bitemédica.

Ambos compartieron su experiencia en el campo de padecimientos respiratorios frecuentes como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el diagnóstico y la referencia de enfermedades como la fibrosis pulmonar idiopática, la personalización del tratamiento y los nuevos broncodilatadores que disminuyen las crisis y proporcionan un mejor alivio de los síntomas.

El doctor Christian Valencia Pineda, director médico de Boehringer Ingelheim para México, Centroamérica y El Caribe, destacó la incursión de dichos laboratorios para innovar en tratamientos de calidad para dichos padecimientos y de este modo tener una mejor calidad de vida.

Se han desarrollado terapias que cambian considerablemente la vida de las personas, tal es el caso del tiotropio (solo o combinado con otros broncodilatadores) que se ha convertido en nuestra terapia inhalada de mayor experiencia clínica en el mundo y que ha sido considerada un ‘estándar de oro’ en el tratamiento del asma y la EPOC y, que además, cuenta con el dispositivo de inhalación más moderno del mercado.

El doctor Gerardo Payro, médico internista y cardiólogo por el Instituto Nacional de Cardiología (INC) “Ignacio Chávez”, comentó que se denomina riesgo cardiovascular a la probabilidad de que alguna persona presente una enfermedad cardiovascular a consecuencia de una serie de factores de riesgo asociados, entre ellos sobrepeso y obesidad, colesterol elevado, sedentarismo, tabaquismo,  diabetes mellitus tipo 2 e hipertensión arterial.

Durante el curso se abordó el tema del riesgo cardiovascular impartido por un grupo multidisciplinario de expertos que, desde su perspectiva, hablaron de la relación que existe entre éste y padecimientos como hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2 y enfermedad tromboembólica venosa.

Se enfatizaron los riesgos aumentados de los pacientes con diabetes, quienes tienen 2 a 4 veces más probabilidades de sufrir un infarto agudo al miocardio, un accidente cerebrovascular o insuficiencia arterial periférica en comparación con alguien que no la padece.

De ahí que es aconsejable que los médicos generales platiquen con sus pacientes para abordarlos apropiadamente y ofrecerles un tratamiento que, además de mantener bajo control sus niveles de azúcar en sangre, proteja su corazón.