• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3711 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3711 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Cardiólogos españoles sostienen que la colocación del stent farmacoactivo para casos de infarto de miocardio es más segura que la del convencional

Los resultados del estudio Examination, el mayor estudio realizado este año sobre infarto de miocardio, se han presentado en el marco del congreso de la Sociedad Europea de Cardiología 2011

 

Contrariamente a lo que se creía hasta el momento, Examination, que ha seguido los casos de 1.500 pacientes, 1.100 de ellos españoles, que ingresaron en los 12 hospitales que formaban parte del estudio tras sufrir un infarto de miocardio, ha demostrado que la colocación del stent farmacoactivo, dispositivo que libera dosis del fármaco everolimus, presenta menos probabilidades de trombosis que la del stent convencional. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha promovido la realización del estudio Examination, diseñado por cardiólogos del Hospital Clínic de Barcelona y presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), que ha demostrado que la colocación del stent farmacoactivo para los casos de infarto de miocardio es más seguro que la del stent convencional.

 

De estos pacientes, a la mitad se le implantó un stent convencional, y a la otra mitad un stent farmacoactivo que segregaba el fármaco everolimus. Así pues, tras implantar los stents, se les hizo un seguimiento a los pacientes analizando dos variables: eficacia y seguridad. La eficacia la midieron contabilizando cuántos pacientes sufrían, tras el año de la intervención, muerte, reinfarto, reimplantación del stent o necesidad de cirugía. Los resultados fueron  similares, el 14 por ciento de los casos en la implantación del stent convencional, frente al 11,9 por ciento en el stent farmacoactivo.

Por otra parte, la seguridad se midió contabilizando los casos en los que había trombosis, los resultados fueron más llamativos, del 2,5 por ciento en el stent convencional frente al 0,9 por ciento del stent farmacoactivo.

“Estos resultados suponen un gran avance en el tratamiento del infarto, ya que se ha demostrado que el padecer un infarto de miocardio no es condición excluyente para que el paciente reciba un stent farmacoactivo”, tal y como ha señalado el Dr. Manel Sabaté, miembro de la SEC, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínic de Barcelona y principal investigador del estudio, a lo que ha añadido que “los cardiólogos intervencionistas tenemos que perder el miedo a implantar stents farmacoactivos en el infarto, ya que se ha demostrado que es más seguro que el convencional”.

De los hospitales que han participado en el estudio, ocho de ellos son españoles: Hospital Clínic de Barcelona, Hospital Prínceps d’Espanya de Bellvitge, Hospital de Sant Pau de Barcelona, Hospital do Meixoeiro de Vigo, Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Hospital General de Alicante, Complejo Hospitalario Universitario A Coruña y Hospital Son Dureta de Palma de Mallorca. Los otros centros que han colaborado son italianos y holandeses.

Otros estudios presentados

En esta cita anual también se están presentando otros estudios como el CRISP-AMI, que pretende revelar si la implantación del balón de contrapulsación intraaórtico antes de la reperfusión mecánica disminuye el tamaño del IM; o el ECOST, que estudia la eficacia de la monitorización remota en pacientes a los que se les ha implantado un desfibrilador

“Los resultados de este estudio marcarán un antes y un después en los pacientes que tienen implantado un desfibrilador, ya que el poder asegurar un control a distancia del dispositivo mejora notablemente su calidad de vida”, ha destacado el Dr. Ignacio Fernández Lozano, presidente de la Sección de Electrofisiología y arritmias de la SEC.