• Miércoles, 23 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8463 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8463 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Castilla-La Mancha ha logrado reducir las listas de espera en un 33,6% en lo que va de legislatura

La región cerró el mes de octubre con una cifra de 95.700 pacientes en total

aumentan las listas de espera

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destacado que se ha logrado reducir las listas de espera en un 33,6 por ciento en lo que va de legislatura, con una disminución de 48.440 entre los meses de octubre de 2015 y de 2018. Un dato que contrasta con la situación que se produjo durante el tercer año de la legislatura anterior, cuando las listas de espera crecieron más de un 14 por ciento, cerca de 21.500 pacientes.

En total, la lista de espera del  mes de octubre se cerró con 95.700 pacientes. De los mismos,  38.010 corresponden a lista de espera quirúrgica, 49.384 a pacientes pendientes de una primera consulta con el especialista y 8.326 a la lista de espera de técnicas diagnósticas.

En concreto, si se comparan estos datos con los registrados en los tres primeros años de la legislatura anterior, la lista de espera de técnicas diagnósticas ha bajado un 65 por ciento (15.586 pacientes menos), la de consultas externas un 42,6 por ciento (36.747 pacientes menos) y la quirúrgica en cerca de un 4 por ciento (1.353 pacientes menos).

De esta forma, el presidente regional de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha calificado de “histórico” este dato, insistiendo en que estas “son datos de hace doce años, mucho antes de la crisis y de que se nos empezaran a romper los esquemas”.

Asimismo, Emiliano García-Page ha recordado que “son ya 17 meses consecutivos” los que la sanidad de la Comunidad Autónoma  ha logrado reducir las listas por debajo de los 100.000 pacientes.