• Jueves, 19 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2284 [name] => Noticia del día [slug] => noticia-del-dia [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2284 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 199 [filter] => raw [cat_ID] => 2284 [category_count] => 199 [category_description] => [cat_name] => Noticia del día [category_nicename] => noticia-del-dia [category_parent] => 1334 ) )

CESM advierte de que tras la manifestación del 7 de marzo puede llegar una gran huelga

Tomás Toranzo, presidente de la Confederación de Sindicatos Médicos critica a EL MÉDICO INTERACTIVO que la ministra pierda el tiempo en crear comisiones “cuando las conclusiones están ya"

concentraciones_2

“Las concentraciones desarrolladas tanto en los hospitales como en los centros de salud han demostrado el hartazgo que existe entre los profesionales del Servicio Nacional de Salud (SNS) por el ninguneo al que nos vienen sometiendo los distintos gobiernos del Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE) que hacen caso omiso a nuestras justas peticiones que les venimos solicitando para hacer posible la sostenibilidad del sistema y que podamos ofrecer a los pacientes una atención de calidad”, ha explicado a EL MÉDICO INTERACTIVO el doctor Tomás Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), entidad convocante de las concentraciones que se han prolongado a partir de las 12 horas durante 10-15 minutos. Toranzo ha indicado también que tras la manifestación del próximo 7 de marzo, si la Administración no atiende sus peticiones, puede llegar una gran huelga.

La concentración, que ha contado con un gran apoyo de los profesionales, augura el gran éxito de participación que tendrá la manifestación que CESM tiene convocada para el próximo 7 de marzo, pendiente aún de autorización, pero que partirá desde el Ministerio de Sanidad hasta el Congreso de los Diputados. “Será la continuación de la multitudinaria marcha desarrollada el pasado año que culminó con la entrega a todos los partidos políticos –incluido el PSOE, hoy en el Gobierno–  de un documento en el que les indicábamos los puntos que nos llevaban a manifestarnos”.

Desde la organización médica tienen claro que no deben cejar en su lucha “en favor de la dignidad de la profesión”. En este sentido recuerda que los facultativos están siendo “ninguneados hasta extremos inconcebibles” tanto por las administraciones nacionales como autónomas.

Entre otros puntos, desde CESM exigen al Ejecutivo central, y a los autonómicos, la mejora de las condiciones laborales, la convocatoria de concursos oposición, una mayor inversión en la Sanidad en general, y en Atención Primaria y rural en particular, mejora de las retribuciones de las guardias, articular el modo de legislar el tema de las jubilaciones, la eliminación de las tasas de reposición. Igualmente instan a que mejoren las plazas MIR y a recuperar los recortes que, desde el inicio de la crisis en 2017, no han dejado de crecer. En este sentido, demandan también a todas las CC.AA, que retomen la carrera profesional, convoquen concursos traslados. “Cada Comunidad tienen sus intereses particulares, aunque en los principales puntos demandados estamos totalmente de acuerdo”, añade Toranzo.

Estas reivindicaciones están recogidas ya en el decálogo de demandas que hicieron cuando, hace ahora un año, decidieron que ya era la hora de trasladar, “por todos los medios”, posibles al Ministerio de Sanidad, y a las respectivas consejerías de Salud de las CC.AA., que los facultativos no iban a continuar estando “impasibles y resignados” ante el “insultante trato” que han recibido desde que, con el pretexto de la crisis económica, “recortaron drásticamente” el salario, “precarizaron” sus condiciones laborales y “limitaron” los recursos humanos y técnicos de las unidades asistenciales hasta el punto de hacer “poco menos que imposible” ofrecer a la población la calidad de atención que merecen.

Uso partidista de la Sanidad

El presidente de CESM sostiene que hace un año todos los partidos políticos se mostraron partidarios de poner en marcha mecanismos para dar respuesta a sus demandas, “pero ha pasado el tiempo y solo hemos conseguido buenas palabras. Si entonces nuestro eslogan era ‘hay razones para movilizarnos’, el de hoy es ‘hay más razones para movilizarnos’. Hoy tenemos muchas más razones para el hartazgo. Además, estamos viendo el uso partidista que están haciendo los grupos políticos de la Sanidad, en lugar de luchar por los intereses y la seguridad de los pacientes”, critica con vehemencia Tomás Toranzo.

Reconoce el presidente de CESM su decepción por la postura que el Gobierno de Sánchez mantiene con el colectivo médico. “Cuando estaba en la oposición era muy beligerante contra el Ejecutivo del PP, apoyando todas y cada una de nuestras demandas. Ahora están más preocupados por mantener el Falcón del presidente que por reunirse con los profesionales de la sanidad para solucionar los problemas que les vamos exponiendo”, dice visiblemente molesto.

Para el doctor Toranzo no tiene sentido que la ministra pierda el tiempo en crear comisiones inútiles de grupos de trabajo “cuando todo está ya analizado y estudiado. Lo único que se le ha ocurrido a Carcedo es formar otro grupo. ¡Ya veremos cuando salgan las conclusiones!”, exclama, temiendo lo peor, “porque el hartazgo es monumental. Estamos hastiados de tantas promesas incumplidas y todos los movimientos que llevamos a cabo pueden acabar no solo en concentraciones y la gran manifestación como la del día 7, sino en una gran huelga. Porque tenemos un gran sistema de Salud y no vamos a permitir que por la inacción de unos políticos incompetentes, que solo trabajan a cuatro años, vaya al traste”, remacha Toranzo.

“Una cuestión de interés social”

Desde CESM insisten a la hora de señalar que aunque la protesta estaría justificada desde la perspectiva de defender los derechos y la dignidad de la profesión médica, la dimensión real de lo que exigen va más allá de la esfera profesional para convertirse en una cuestión de interés social.

Porque, a juicio de la Confederación Médica, los facultativos no solo quieren que se les trate mejor, también contar con más medios para atender “como es debido a sus pacientes”. En esta línea transmiten a las formaciones políticas que no piensen que en sus movilizaciones les mueven exclusivamente intereses corporativos. “Se equivocarían si pensaran esto, porque nosotros ponemos en el centro de atención a los pacientes y luchamos por el mantenimiento sostenible de la calidad de nuestro sistema sanitario, que si hoy sigue con unos estándares aceptables es solo gracias al sacrificio no recompensado de los médicos, zanjan desde la organización.