• Sábado, 25 de mayo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8005 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8005 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

CESM llama a la unidad de las CCAA para poner en práctica la buena praxis médica frente a los recortes en Sanidad

La relación médico-paciente, la calidad asistencial y el rechazo a cualquier intento de pseudo-privatización, puntos claves del decálogo de buena praxis presentado esta mañana por Patricio Martínez, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM)

 

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) se muestra preocupada por la situación “tensa y difícil” que han provocado los recortes en los diversos servicios de salud autonómicos.

 

Afrontan este momento “con generosidad y responsabilidad” pero consideran que los recortes en el sector del bienestar social son “doblemente injustos” porque tenemos un PIB público del 6´5 y un PIB privado del 2´6. lo que significa España dedica a Sanidad 2 puntos menos de PIB que la media de la UE-15.

Son palabras de su secretario general que reconoce que “el SNS era eficaz y eficiente, además de estar muy bien valorado por la ciudadanía, pero ha estado infra-presupuestado y ahora la situación es insostenible. Nuestra deuda está más cerca de los 20.000 millones que de los 15.000, y es inasumible porque no genera financiación, ya no se puede pagar ni pedir préstamos”.

Los médicos aceptan la necesidad de racionalizar el gasto en todo el ámbito público, pero alegan que hay otros muchos campos donde actuar sin que se note en el bienestar general.

Así entienden que antes de traducirse en un menoscabo de la oferta y calidad asistencial, o de tener como efecto la degradación de las condiciones salariales y laborales, las “tijeras” deben emplearse en aquellos aspectos donde la reducción presupuestaria deje a salvo los derechos de los pacientes y las condiciones de trabajo de los profesionales.

Denuncian que las retribuciones médicas ya se han reducido entre un 8 y un 12 por ciento (en el 2010 los médicos perdieron de sus nóminas 400 millones de euros), que amenazan con eliminar la paga extraordinaria de diciembre, que la carrera profesional está totalmente congelada y que se ha disminuido el número de puntos por guardias. También la atención continuada está en peligro porque se han eliminado servicios de noche, se cierran quirófanos por las tardes…

“Se puede descapitalizar el SNS pero  recortando burocracia, gasto administrativo y político de las autonomías no rebajando la calidad asistencial”, explica Martíinez.

Una situación extrapolable

Murcia inició el camino en diciembre del año pasado a los recortes sin paliativos en el sector sanitario, y desde entonces idénticas iniciativas se han puesto en marcha en Cataluña, a la vez que en otras comunidades autónomas -Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha, Andalucía, Cantabria…- ya ha anunciado que procederán a ello en breve.

Por todo esto, el representante de CESM afirma que el sindicato de Cataluña está de punta de lanza contra las rebajas presupuestarias y que, a partir del 20 de noviembre, esta situación es extrapolable al resto de las CCAA.

“La situación es tensa y difícil porque han descubierto la totalidad de la deuda y se han pasado de frenada”, dice Martíndez al tiempo que reitera el compromiso de mantener la calidad de la asistencia y no dejar que el SNS sea pseudo-privatizado.

Refrendar a los profesionales

Otro de los puntos más reseñados durante la rueda de prensa ha sido la responsabilidad de los profesionales y en este sentido la postura de CESM es firme: rechazar cualquier intromisión.

“Queremos gestionar una agenda y el tiempo asistencial, evitando la masificación y la influencia de otros criterios que no sean los meramente clínicos”, concluyen Martínez.

El objetivo es dar una respuesta coordinada y lo más firme posible a una política de restricciones que no puede estrangular más los servicios de salud. Para ello, pretenden convocar una Ejecutiva monográfica para hacer un seguimiento crítico de todos los recortes habidos hasta el momento y adelantarse al anuncio oficial de nuevas restricciones que, por la información que manejan las delegaciones autonómicas de CESM, van a producirse en los próximos meses (sobre todo en el período que irá desde las elecciones generales del 20-N hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno).

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies