• Jueves, 24 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1824 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1824 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

El Colegio de Médicos de Málaga pone en marcha la Escuela de RCP con el objetivo de enseñar a los ciudadanos las técnicas básicas para salvar vidas

Más de la mitad de los testigos de una parada cardiorrespiratoria no sabe cómo actuar

 

El Registro Nacional de Parada Cardiorrespiratoria registró en el último año (del 18 de septiembre de 2010 hasta la misma fecha de 2011) 147 casos de parada extra hospitalaria en Málaga y provincia. De éstos, el 74 por ciento fueron hombres y el 26 por ciento restante mujeres. Pero sin duda, destaca saber que “el 58 por ciento de los testigos presentes en las paradas no pudo ayudar al afectado porque no supo cómo hacerlo”. Así lo manifestó el director de la Escuela de RCP del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), el Dr. Andrés Buforn, durante la presentación de este proyecto de la institución colegial. Buforn destacó que “esa actuación previa es muy importante para salvar vidas y para ello es necesario que la población tenga conocimientos de Reanimación Cardiopulmonar”.

Ante esta situación, el Colegio de Médicos de Málaga ve la necesidad de poner en marcha la Escuela, tal y como apuntó el subdirector de la misma, Dr. Manuel García del Río: “El objetivo es dar a conocer a la sociedad esa parte del conocimiento que le falta. El Colegio de Médicos es el garante, no sólo de la buena praxis médica, sino también de la salud de la ciudadanía”.

El secretario de la Escuela de RCP, Dr. Carlos Carrasco, adelantó que la población a la que va dirigida la Escuela es “tanto la sanitaria (médicos, enfermeras, auxiliares, celadores…), como cuidadores de enfermos (sean familiares o no), educadores (profesores y monitores) así como el resto de ciudadanos”. Carrasco comentó que la ley actual exige que los lugares públicos tengan instalado un desfibrilador automático y que, de hecho, estos dispositivos ya se pueden encontrar en centros comerciales, aeropuertos… por lo que se hace necesario el adiestramiento para que todo el mundo sepa utilizarlo en caso de emergencia. De hecho, el Colegio de Médicos dispone de dos y todo el personal que trabaja en la entidad realizó hace unos meses el curso básico de RCP.

Por su parte, la Dra. Carmen Gómez, responsable de Organización de la Escuela, hizo una demostración práctica de lo que se enseña a los alumnos. Para ello empleó dos maniquíes, uno de adulto y otro de bebé: “Es fundamental conocer estas maniobras para poder actuar ante una parada cardiorrespiratoria”, manifestó.

El presidente del Colegio, el Dr. Juan José Sánchez Luque, alabó la gran labor del Dr. Buforn, médico de Urgencias en el Hospital Clínico de Málaga e impulsó de la Escuela de RCP: “Es un servicio dirigido no sólo a los médicos sino a toda la ciudadanía”.