• Martes, 17 de octubre de 2017

Los Colegios y el Sindicato Médico de Cataluña ofrecen su ayuda ante la “extrema saturación” de las Urgencias

Los representantes de los profesionales advierten de que hace tiempo que los Servicios en los hospitales, la AP y el sector sociosanitario se encuentran "al límite"

Y ven el origen del problema en la insuficiencia presupuestaria, la falta de recursos, los déficits estructurales y organizativos y la evolución sociodemográfica de la población

El Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC), que aglutina a los cuatro colegios profesionales catalanes, y el sindicato Médicos de Cataluña (MC) han alertado de la “extrema saturación” que sufre el Servicio de Urgencias de los hospitales catalanes, la atención primaria y el sector sociosanitario a raíz de la llegada de la epidemia de la gripe.

Tras reunirse el miércoles para analizar la situación del sistema sanitario catalán, los representantes de los profesionales han emitido un comunicado conjunto en el que ofrecen su colaboración al consejero de Salud de la Generalitat, Toni Comín, para participar en el Plan Nacional de Urgencias que está elaborando el departamento.

Los representantes de MC y de CCMC comparten su preocupación por una situación que, según han avisado, pone nuevamente en evidencia que el problema viene de lejos y que los Servicios de Urgencias catalanes hace tiempo que trabajan “al límite”.

Han manifestado que la saturación y, ocasionalmente, el colapso, de las Urgencias demuestran que, más allá del contexto de epidemia, el origen del problema tiene varias causas, como la insuficiencia presupuestaria, la falta de recursos, los déficits estructurales y organizativos y la evolución sociodemográfica de la población, aspectos sobre los que se debe actuar “de forma decidida”.

Los facultativos han afirmado que la “infrafinanciación crónica” de la Sanidad, sumada a los recortes presupuestarios de los últimos años -se han perdido 8.800 millones de euros en seis años- y al ahogo económico que sufre la Generalitat han supuesto una gran pérdida de recurso humanos e inversiones.

Coincidiendo con el debate de los Presupuestos para 2017, los médicos han reclamado a todos los grupos parlamentarios un esfuerzo para llegar al consenso con el fin de recuperar los niveles de gasto en salud anteriores a la crisis, ya que la insuficiencia presupuestaria en Sanidad “pone en riesgo uno de los pilares básicos del Estado del Bienestar”.

“Constatamos que continuamos muy lejos del gasto en salud del año 2010, justo antes del inicio de los recortes”, teniendo en cuenta que el presupuesto consolidado previsto para 2017 tendrá un gasto por cápita de 1.186 euros, muy por debajo de los 1.297,5 por habitante de 2010.

Han recordado que las cuentas están al mismo nivel de gasto que hace diez años y que son “de las más bajas del Estado español”, y están muy lejos del gasto de países del entorno europeo.

Modelo de atención integral

Según los médicos, es necesario avanzar hacia un “modelo de atención integral” que garantice la asistencia de calidad en el domicilio y permita reservar la opción de hospitalización a los casos graves y complejos. A su parecer, la saturación de las Urgencias refleja el impacto que la crisis ha tenido en las familias y la capacidad de respuesta “insuficiente” de los servicios sociales y comunitarios a la hora de apoyar a pacientes frágiles que a menudo viven solos y acaban en el hospital ante cualquier descompensación.

“La debilidad de estas estructuras tiene un impacto directo en el incremento de la demanda asistencial”, han sostenido CCMC y MC, que han abogado por unos servicios sociales y comunitarios más fuertes y ágiles que permitan encontrar alternativas al ingreso hospitalario.

También defienden reforzar de forma específica el empoderamiento de la Atención Primaria, dotándola de más recursos para que pueda tener más capacidad resolutiva y colaborar estrechamente con el resto de niveles asistenciales y con los servicios sociales y comunitarios.

Además, han reivindicado el “esfuerzo y compromiso” de los profesionales sanitarios que trabajan en los diferentes niveles asistenciales porque están supliendo las deficiencias del sistema, pese a no recibir el reconocimiento correspondiente desde la perspectiva profesional y laboral.

“La mejora de la financiación debe permitir aliviar las cargas de trabajo, recuperar las contrataciones y las retribuciones, y dar estabilidad a los profesionales”, según los médicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies