• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1585 [name] => Reportajes [slug] => reportajes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1585 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1342 [count] => 276 [filter] => raw [cat_ID] => 1585 [category_count] => 276 [category_description] => [cat_name] => Reportajes [category_nicename] => reportajes [category_parent] => 1342 ) )

A la conquista del mercado global

Los máximos representantes del sector de la biotecnología -ASEBIO, Zeltia y Genoma España- analizan el momento actual de las biotech españolas y su proyección de futuro. Una conversación a tres bandas, al más alto nivel, y con un único dictamen: "hay cosas mejorables pero estamos contentos". a raíz de un encuentro internacional organizado recientemente en los Emiratos Árabes Unidos (Abu Dhabi)

El Foro “Ciencia y Sociedad: Innovación, tecnología y biotecnología en el siglo XXI. Oportunidades económicas y retos de la ética”, en el que participaron numerosas empresas innovadoras pertenecientes a los ámbitos de la biotecnología, la energía, las nuevas tecnologías y el sector financiero, ha marcado un nuevo comienzo para la biotecnología española que busca oportunidades de colaboración y alianzas estratégicas. Con el objetivo de promover la internacionalización de las empresas biotecnológicas españolas, el Grupo Zeltia, junto con otras 14 empresas, ha presentado en noviembre  su proyecto de investigación y resultados a la comunidad internacional en Emiratos Árabes Unidos (Abu Dhabi).

Un encuentro de grandes magnitudes que ha sido posible gracias al esfuerzo conjunto de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), la Fundación Genoma España y el Grupo Zeltia, en colaboración con la Embajada Española en EAU, y con el apoyo de otras organizaciones e instituciones como Amper, la Junta de Andalucía, el Centro Rey Juan Carlos I de España, la Universidad de Nueva York y el Instituto Abu Dhabi de la Universidad de Nueva York.

Además de aportar financiación, importante para la organización y la celebración del propio evento, la Fundación Genoma España, que representa a las empresas de la Cartera Tecnológica de Genoma España, actuando como embajadores comerciales y contribuyendo con contenido, ha participado en las ponencias y debates de forma muy significativa.

A nivel más general, financian parcialmente la participación de empresas biotecnológicas en grandes eventos tecnológicos y de partnering. “Recientemente acabamos de lanzar una iniciativa piloto, USA Landing, para facilitar la implantación en Estados Unidos. Todas estas acciones se planifican y ejecutan en coordinación con ICEX y ASEBIO”, explica Rafael Camacho, director general de Genoma España. En el caso de este evento en Abu Dabhi, las bolsas de viaje han sido gestionadas por ASEBIO gracias a la ayuda del ICEX.

Durante el transcurso del Foro se celebraron numerosos encuentros entre empresas biotecnológicas españolas, fondos de inversión y empresas asentadas en Emiratos Árabes Unidos, con el fin de estrechar lazos para futuras relaciones comerciales.

Entre el grupo de empresas, la mayoría socias de ASEBIO, que asistieron a Abu Dabhi, se encuentran 3P Biopharmaceuticals, Bionure Farma, Genetrix, Glen Biotech, Grupo Zeltia, Neuron Bio, Noscira, Oryzon Genomics, One Way Liver Genomics, Palau Pharma, Progenika Biopharma, Proyecto de Biomedicina Cima, Thrombotargets Europe y Vidacord, que tuvieron la oportunidad de conocer el entramado biotecnológico de aquel país y de mantener reuniones con fondos de inversión y empresas con el objetivo de dar a conocer sus productos y desa­rrollos y entablar relaciones comerciales y de cooperación con los mismos.

Además también asistieron destacados representantes de la comunidad científica de diferentes países. La ceremonia de apertura contó con la intervención del ministro de Educación y Ciencia de los Emiratos Árabes Unidos, Sheik Nahyam Bin Mubarak Al Nahyan, prueba del interés y el compromiso que despierta la biotecnología.

Objetivo 1: Darse a conocer

Sin duda, el objetivo principal de estos encuentros ha sido la exploración de diferentes oportunidades de colaboración y alianzas estratégicas en el ámbito de la biotecnología.  Tal y como explica Isabel García, secretaria general de ASEBIO: “Estamos promocionando internacionalmente nuestro sector para  que nuestras empresas accedan a inversiones financieras, lo que es fundamental”.

Asimismo, aunque el sector biotecnológico de Emiratos Árabes es “muy emergente”, desde ASEBIO se considera que este tipo de reuniones son “una opción muy gratificante puesto que sirven para acercarse a la comunidad, creando un foro de discusión donde intercambiar conocimiento y conocer las oportunidades de inversión”.

Para Rafael Camacho, director general de Genoma España, “la  internacionalización  es una función básica y natural, pues el mercado de cualquier producto biotecnológico es -por definición- global. La actividad transnacional permite no sólo una ampliación geográfica del mercado potencial, sino el acceso a recursos tecnológicos, comerciales y financieros”.

Un punto de vista similar al de José Luis Moreno, director de Mercado de Capitales de Zeltia, para  quien hoy en día la internacionalización es una de las mejores opciones para las compañías biotecnológicas.  “Es importante en aras a conseguir una financiación adecuada para poder desarrollar los procesos de I+D incluidos en nuestra rica “pipeline” de productos. La mayor parte de potenciales socios e inversores  especializados  se encuentran fuera de nuestras fronteras, y resulta fundamental darse a conocer”.

Moreno recalca que “la esencia de la compañía (Zeltia), que es la investigación, es el paradigma de la internacionalización ya que estamos trabajando en red con investigadores de todo el mundo, y con los hospitales y centros asistenciales más destacados del planeta”.  “Casi todas nuestras filiales cuentan con un alto nivel de internacionalización, bien sea por su nivel de exportación, en el caso de aquellas filiales que ya están comercializando sus productos, o por la investigación que se lleva a cabo en diferentes centros a nivel internacional”, aclara.

¿Un dato que lo corrobora? El 90 por ciento de los ingresos por ventas de Yondelis provienen de fuera de España. En cuanto a la producción, “desde España surtimos a todo el mundo con estándares de calidad homologados por las agencias reguladoras más importantes la FDA y la EMA”. En este sentido, el nivel que la biotecnología va adquiriendo en España se va conociendo cada vez más fuera de nuestras fronteras. Según ASEBIO “somos un sector relativamente joven porque hace 15 años no existía un tejido bioempresarial, pero aportamos riqueza y empleo”.

Desde Zeltia se hace una valoración similar, ya que en palabras de Moreno: “pese a que todavía es un área en pleno desarrollo, fuera de nuestro país no deja de sorprender el nivel que estamos alcanzando y la calidad de nuestros profesionales”.

Otro caso de éxito es PharmaMar (filial de Zeltia), que ha sido premiada con el galardón a la Internacionalización dentro de los Premios Nacionales de Innovación y de Diseño del año 2011. Una distinción que viene a reforzar la gran imagen internacional conseguida en los últimos años gracias al buen hacer de una compañía que ha arriesgado exitosamente con nuevos fármacos oncológicos.

No en vano España está presente en los principales encuentros, congresos y reuniones donde la biotecnología es la protagonista, tanto en EE.UU. como en Europa o en Asia y no sólo a través de sus empresas, sino también mediante la presencia de los clusters de innovación que se han ido conformando en las diferentes comunidades autónomas y que, en muchos casos, son especialmente activos a la hora de comunicar  sus avances y darse a conocer en el exterior.

Por tanto, el objetivo de este nuevo Foro tiene una doble vertiente. En el plano académico y técnico, conocer y establecer relaciones con entidades similares que promuevan el desarrollo de la biotecnología. Y con carácter más industrial, explorar oportunidades de colaboración empresarial y de inversión.

En concreto, la participación de Genoma España se ha centrado en presentar sus programas de financiación de la innovación, con especial énfasis en la movilización de capital privado.

Objetivo 2: Tomar contacto

ASEBIO considera que el Foro ha servido para abrir una primera vía de contacto con las empresas locales “para romper el hielo y empezar a pensar que en un futuro alguna de nuestras empresas pueda asentarse allí”, explica su secretaria general.

“Las sensaciones, los contactos y debates establecidos en el ámbito del Foro, la sintonía en cuanto a visión estratégica y programas, son señales de que la colaboración continuada en el plano internacional entre ASEBIO y Genoma España ofrece una imagen de unidad y coordinación bastante sólida, y beneficiosa para el sector biotecnológico español”, añade Camacho.

También Zeltia percibe buenas vibraciones. Califican de “magnífico”  el recibimiento en Abu Dhabi y afirma que es un país interesado en diversificar su modelo productivo, lo cual les lleva a mostrar un particular interés por invertir en tecnología e investigación.

“Hemos contado con todo el apoyo por parte de las autoridades locales, y  hemos percibido un gran interés desde las empresas del sector en compartir experiencias y explorar la posibilidad de futuras colaboraciones”, matiza Moreno.

Todas las partes implicadas resaltan la calidad de los ponentes y asistentes, así como el interés e implicación de las autoridades locales, especialmente de Su Alteza Sheik Nahyam Bin Mubarak Al Nahyan, ministro de Educación e Investigación, cuyo compromiso y participación ha elevado notablemente el nivel del Foro.

De hecho, la delegación de empresas españolas tuvo la ocasión de reunirse con algunos de los principales inversores del país, como Abu Dhabi Investment Authority (ADIA) y  Emaar Industries & Investments.

Objetivo 3: Vender la marca “España”

No parece fácil en un entorno abrupto e inestable como el actual. A nivel macroeconómico, la economía está pasando por un momento muy complicado y ello se nota claramente en el ánimo inversor.

Para el director de Mercado de Capitales de Zeltia, “si no mejoramos nuestra competitividad, nos abrimos al exterior y ampliamos nuestros mercados es muy difícil tener futuro, y es especialmente complicado en un entorno tan complejo y dinámico como el de la innovación biotecnológica donde los avances se mueven con un ritmo trepidante”.

Respecto al respaldo local, continúa Moreno, “las iniciativas del CDTI han contribuido e impactado positivamente dentro del sector, pero se han enmarcado en un contexto de déficit presupuestario destinado a las áreas de I+D”.

Un contexto realmente asfixiante si nos atenemos a los datos. España tan sólo dedica el 1,39 por ciento de su PIB a estas tareas, cuando la media europea pasa del 2 por ciento y el objetivo es llegar al 3 por ciento en 2012.

Si además tenemos en cuenta que los países emergentes están destinando una media del 7 por ciento y que arrastramos un “decalaje” negativo en cuanto al tiempo, concluimos que España para ponerse al nivel de los países de nuestro entorno en esta materia debería hacer un esfuerzo suplementario durante años, destinando no un 3 por ciento que será la media europea previsible, sino una cifra sensiblemente superior en términos relativos respecto de nuestro PIB.

Por este motivo, los expertos consideran que hay que mostrar cómo las compañías se están adaptando al nuevo entorno y consolidar nuestra capacidad de internacionalización como medida de diversificación de riesgos y generación de valor.

La clave para Genoma España está en la profesionalidad y constancia. Desde la fundación consideran este tipo de acciones de promoción “necesarias y estratégicas”. Los números del sector no son malos, como refleja el último Informe de Relevancia de la Biotecnología en España 2011.

“Sólo con perseverancia y esfuerzo constantes recogeremos  frutos a largo plazo. Por este motivo, y porque estamos vendiendo “imagen país” más que proyectos individuales, el apoyo institucional es -y seguirá siendo- lógico y necesario”, afirma Camacho.

De ahí, que sea indispensable mantener ese esfuerzo combinado y unísono de ICEX, ASEBIO y Genoma España, ayudado también por CDTI, manteniendo la presencia activa en eventos internacionales; y dando mayor difusión a las oportunidades y casos de éxito.

Tal y como hizo José María Fernández-Sousa, durante su intervención en el Foro, presentando el Grupo Zeltia como un caso de éxito de investigación y desarrollo dentro del sector biotecnológico español. Y es que sin duda, la solidez de los proyectos y los resultados facilitan la tarea.

“Nuestra filial de Oncología, PharmaMar, tiene como buque insignia al medicamento Yondelis y es líder mundial en el desarrollo de fármacos antitumorales de origen marino”, apuntó. “Noscira, Sylentis y Genómica son otros tres ejemplos de empresas punteras en I+D+i con una prometedora cartera de productos”.

Objetivo 4: Captar inversores

En cuanto a las posibilidades “reales” que tienen las empresas biotecnológicas españolas de conseguir financiación o apoyo para sus proyectos de investigación, aún es pronto para hablar de resultados porque hay un grado muy heterogéneo tanto del nivel de desarrollo, como de las áreas de investigación entre las diferentes empresas que han estado presentes en el Foro de Abu Dhabi.

“Todavía no están muy familiarizados con nuestro sector”, apunta Moreno, “ya que en su economía apenas está representado y ello se traduce en que este tipo de decisiones de inversión lleven más tiempo”.

Por tanto, Zeltia dirige sus esfuerzos en dos direcciones, por un lado, la consecución de acuerdos con socios industriales, que colaboren en el desarrollo y comercialización de fármacos, y por otro lado, en la presentación de proyectos a inversores financieros para la obtención de recursos.

En ambos casos, para contar con estas vías de financiación, son conscientes de que el mayor número de socios o inversores potenciales se encuentra fuera de nuestro país, “lo que nos obliga a salir fuera de nuestras fronteras para conseguir este tipo de acuerdos e inversiones”, apuntan los expertos.

Para Genoma España, la posibilidad de inversión directa en empresas es muy limitada debido al perfil de inversores y tamaño de proyectos.

“Los inversores, especialmente fondos soberanos, prefieren sindicar sus operaciones con otros inversores que a nivel nacional aporten financiación y conocimiento del sector”, añade el director general de Genoma España.

No obstante, Camacho valora muy positivamente el establecimiento de alianzas y/o la implantación en Emiratos Árabes Unidos. “Ahora conocemos mejor a las entidades clave, y personalmente a sus interlocutores y máximos responsables. Debemos mantener vivos esos contactos mediante colaboraciones concretas”, asegura el experto.

“Debemos considerar esta misión como una primera toma de contacto, para dar a conocer el sector y entender, por nuestra parte, los perfiles de inversión. Lo más interesante sería ofrecer la posibilidad de inversión a través de un fondo sindicado de riesgo compartido, en un esquema similar al programa INNVIERTE, y de carácter sectorial. También serían atractivos proyectos de volumen medio, con un fuerte componente de expansión/internacionalización, y a ser posible con implantación física en la zona de Emiratos”, sugiere Camacho.

Genoma España se ha mostrado especialmente interesada en la colaboración con la Arab Science & Technology Foundation (ASTF), “que tiene unos programas de valorización tecnológica y emprendimiento afines a los que gestionamos desde nuestra Fundación”, apunta Camacho.

Además, se ha planteado la colaboración de ambas entidades en un consorcio para la participación en proyectos del Programa Marco de I+D+i de la Unión Europea, aunque todavía no se ha concretado. La posición de España es interesante como nexo de unión hacia Europa y Latinoamérica, mientras que para Genoma el vínculo hacia las economías de Oriente Medio y el mundo árabe se pueden canalizar de forma natural a través de ellos.

Objetivo 5: Ofrecer soluciones terapéuticas

El auge de la biotecnología roja es incuestionable y así ha quedado de manifiesto en Abu Dhabi, donde “hemos notado cierto interés en el ámbito biosanitario”, afirma Isabel García.

No hay más que echar un ojo a los números de los productos “estrella” de PharmaMar, Noscira, Sylentis o Genómica.

“Investigamos para aportar compuestos que supongan ventajas terapéuticas para los pacientes. En este sentido, los compuestos que actualmente estamos comercializando están teniendo una magnífica recepción en todos aquellos territorios donde ya se están comercializando”, señala Moreno.

Por ejemplo, Yondelis se comercializa en más de 70 países de todo el mundo bien sea en Europa o a través de nuestros socios, JansenPharmaceuticals LP (Johnson&Johnson) en EE.UU. y en el resto del mundo; salvo Japón, donde tenemos otro partner, Taiho, líder en Oncología en dicho territorio.

Genómica también comercializa en Latinoamérica sus kit de diagnóstico basados en técnicas de genómica funcional. En cuanto a las empresas químicas, están experimentando un crecimiento de sus exportaciones fruto de su apuesta por explorar nuevos mercados.

Asimismo, PharmaMar cuenta con una amplia red de colaboradores a nivel internacional que permite realizar los ensayos de dichos compuestos en multitud de centros repartidos por todo el mundo.

Noscira, otra de las filiales de Zeltia dedicada al desarrollo de fármacos para enfermedades del Sistema Nervioso Central, y más concretamente para la enfermedad de Alzheimer, está actualmente realizando ensayos clínicos en 55 centros a nivel internacional.

Sylentis, especializada en técnicas de investigación relacionadas con el conocimiento del RNAi (RNA de interferencia), también está desarrollando ensayos clínicos multicéntricos en el área de Oftalmología en estos momentos; y Genómica tiene abiertos mercados en Latinoamérica con sus kit de diagnóstico para diferentes procesos infecciosos y metabolopatías.

Y ahora, ¿qué?

Tras la celebración del Foro “Ciencia y Sociedad: Innovación, tecnología y biotecnología en el siglo XXI. Oportunidades económicas y retos de la ética”, los principales representantes del sector se muestran satisfechos ya que consideran de vital importancia el haber establecido los contactos iniciales que permitan explorar vías de posibles colaboraciones futuras que podrían resultar muy provechosas para todas las partes.

Fundamentalmente se han cumplido los objetivos marcados desde un principio: establecer contactos con empresas e instituciones del sector; promocionar y difundir una imagen cargada de oportunidades del sector biotecnológico español en Emiratos Árabes Unidos; e iniciar los primeros pasos para que las empresas españolas accedan a los mercados de capitales y por lo tanto a la inversión, siendo el factor de la financiación fundamental para las empresas de este sector.

Además, se ha incrementado la presencia y proyección internacional de la biotecnología española, con el objetivo de contribuir a la internacionalización de estas empresas y a la creación de una imagen tecnológica de nuestro país.

Ahora se requiere de mucha pro-actividad. “Cada uno tendrá que evaluar cuál es su potencial de negocio en EAU en base a sus propios modelos de negocio, potencial e idiosincrasia”, opina Moreno.

Para Genoma, EAU es una puerta de entrada muy interesante, tanto desde el punto de vista geopolítico como fiscal, para la expansión comercial hacia Oriente Medio y Asia.

“La biotecnología no es  actualmente un sector preferente en Emiratos, pero tiene perspectivas de desarrollo muy interesantes debido a su política de diversificación industrial”, afirma Camacho. En los dos Emiratos principales, Abu Dhabi y Dubai, se están rea­lizando inversiones industriales y de infraestructuras para facilitar el desarrollo del sector, por lo que se abren oportunidades a nivel local. Finalmente, la atracción de inversión directa debe pasar por proyectos atractivos y de tamaño medio-grande, a ser posible sindicados con otro inversor o fondo de inversión nacional”.