• Miércoles, 17 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6638 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6638 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Consiguen eliminar el VIH de los genomas de animales vivos

El tratamiento actual del VIH se centra en el uso de la terapia antirretroviral, que suprime la replicación del VIH, pero no elimina el virus del cuerpo

VIH

Investigadores de la Escuela de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple y el Centro Médico de la Universidad de Nebraska (UNMC), ambas en Estados Unidos, han eliminado por primera vez el ADN del VIH-1 competente para la replicación del genoma de animales vivos. El estudio, que publica la revista ‘Nature Communications’, supone un paso fundamental hacia el desarrollo de una posible cura para el sida.

“Nuestro estudio muestra que el tratamiento para suprimir la replicación del VIH y la terapia de edición de genes, cuando se administra de forma secuencial, puede eliminar el VIH de las células y órganos de los animales infectados”, explica el doctor Kamel Khalili, profesor y presidente del Departamento de Neurociencia, director del Centro de Neurovirología y director del Centro de NeuroAIDS Integral en la Escuela de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple (LKSOM).

“Este logro no podría haber sido posible sin un extraordinario esfuerzo de equipo que incluyó a virólogos, inmunólogos, biólogos moleculares, farmacólogos y expertos farmacéuticos –señala el doctor Howard Gendelman, profesor de la Cátedra de Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas–. Solo al unir nuestros recursos pudimos hacer este descubrimiento innovador”.

El tratamiento actual del VIH se centra en el uso de la terapia antirretroviral, que suprime la replicación del VIH, pero no elimina el virus del cuerpo. Por lo tanto, no es una cura para el VIH y requiere un uso de por vida. Si se suspente, el VIH resurge, renovando la replicación y alimentando el desarrollo del sida. El rebrote del VIH se atribuye directamente a la capacidad del virus para integrar su secuencia de ADN en los genomas de las células del sistema inmunitario, donde permanece inactivo y más allá del alcance de los medicamentos antirretrovirales.

En un trabajo anterior, el equipo del doctor Khalili utilizó la tecnología CRISPR-Cas9 para desarrollar un nuevo sistema de edición de genes y de terapia génica destinado a eliminar el ADN del VIH de los genomas que albergan el virus.

En ratas y ratones, demostraron que el sistema de edición de genes podría eliminar de manera efectiva grandes fragmentos de ADN del VIH de las células infectadas, lo que afectaría significativamente la expresión de genes virales. Sin embargo, al igual que en la terapia anterretroviral, la edición de genes no puede eliminar completamente el VIH por sí sola.

Para el nuevo estudio, el doctor Khalili y sus colegas combinaron su sistema de edición de genes con una estrategia terapéutica recientemente desarrollada conocida como terapia de liberación prolongada de acción lenta (LASER, por sus siglas en inglés), que se dirige a los santuarios virales y mantiene la replicación del VIH en niveles bajos durante largos períodos de tiempo, lo que reduce la frecuencia de la administración de terapia antirretroviral.

Según el doctor Khalili, quería “ver si la terapia LASER podía suprimir la replicación del VIH el tiempo suficiente para que CRISPR-Cas9 liberara completamente a las células del ADN viral”.

Para probar su idea, los investigadores utilizaron ratones diseñados para producir células T humanas susceptibles a la infección por VIH, lo que permite una infección viral a largo plazo y la latencia inducida por terapia antirretroviral. Una vez establecida la infección, los ratones se trataron con LASER y posteriormente con CRISPR-Cas9. Al final del período de tratamiento, los análisis revelaron la eliminación completa del ADN del VIH en aproximadamente un tercio de los ratones infectados.

“Ahora tenemos un camino claro para avanzar hacia los ensayos en primates no humanos y posiblemente ensayos clínicos en pacientes humanos dentro del año”, concluye el doctor Khalili.