• Martes, 21 de noviembre de 2017

Controlar las arritmias puede evitar problemas hemodinámicos y respiratorios

La arritmia es “una alteración del ritmo cardiaco que puede hacer latir el corazón demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de forma irregular”, según define Luis Pablo de Benito Cordón, quien añade que algunas arritmias son asintomáticas, mientras que otras como las extrasístoles pueden provocar mínimas molestias; sin embargo, las taquicardias y las bradicardias extremas pueden poner en peligro la vida del paciente y suponer una urgencia médica.

“El control de las arritmias es fundamental para que el paciente presente un buen control hemodinámico y respiratorio, sin afectación de otros órganos. En algunos casos hay que valorar la anticoagulación”, comenta Luis Pablo de Benito, quien distingue entre dos tipos de circunstancias: “Si la arritmia no supone riesgo vital, conviene explicar al paciente sus características e informarle de su escasa repercusión clínica; si es grave, es recomendable practicar un control estricto y cumplimiento terapéutico”.

Consejos para el paciente

Por su parte, José María Cuadra Alabanda enumera algunos consejos para el paciente con arritmias:

– Tratamiento farmacológico adecuado.

– No fumar.

– Controlar la hipercolesterolemia y la diabetes.

– Realizar ejercicio físico.

También César Marcos Lantaron Martín explica que las arritmias “pueden alterar la vida cotidiana del paciente, que se puede ver afectada en forma de palpitaciones, mareo, síncope, dolor torácico, pérdida del conocimiento, etc.”. Y el consejo que da al afectado es que acuda a su médico y cardiólogo para que realice una valoración y un tratamiento adecuado con el objetivo de que pueda llevar una vida normal.

Evitar los excitantes

En la misma línea, Manuel Durán Toscano señala que se trata de una “alteración en el normal ritmo cardiaco” y que “afecta a la vida cotidiana dependiendo del tipo de arritmia”. Según comenta, el mejor consejo para un paciente con este trastorno es “la abstención de excitantes y llevar una vida tranquila”.

Astenia o palpitaciones

Finalmente, Mónica Rodríguez Martínez recuerda que “las arritmias cardiacas son alteraciones en el ritmo del corazón que nos indican un funcionamiento incorrecto del mismo, afectando a la vida cotidiana del paciente si no están bien controladas. Los síntomas pueden dificultar al paciente su actividad diaria, como pueden ser la astenia, las palpitaciones, etc.

Los consejos que se le pueden dar al paciente con arritmia son que tome bien la medicación indicada por su médico, un estilo de vida saludable con ejercicio apropiado para su edad y estado físico, y una dieta recomendada para disminuir el riesgo cardiovascular. Además, deberá evitar el estrés en lo posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies