• Domingo, 18 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3655 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3655 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Controlar los niveles de vitamina D es una de las claves en la salud de la mujer

Los expertos otorgan a la vitamina D la denominación de hormona, debido a las funciones que desempeña en el organismo, jugando un papel fundamental en las distintas etapas de la vida de la mujer, tanto a nivel óseo como extraóseo

Vitamina D

El Congreso DIATROS, ‘Mejorando la Salud de la Mujer’, ha tenido como principal protagonista a la vitamina D, sobre la que los expertos han aclarado que pueda considerarse como una hormona, debido a que muchas de sus funciones se parecen más a las de hormonas convencionales.

De hecho, algunas de las ideas que se manifestaban en este encuentro eran que los niveles bajos de vitamina D se han relacionado con la diabetes, puesto que los receptores pancreáticos intervienen en la secreción, liberación y resistencia a la insulina. Además, tienen relación con la hipertensión arterial a través del eje renina-angiotensina renal; con alteraciones a nivel cardiovascular y del sistema inmune; enfermedades inflamatorias intestinales, reumatológicas o dermatológicas o, incluso, con el cáncer. En este aspecto, la vitamina D interviene en la trascripción de más de 200 genes.

Vitamina D y la salud de la mujer

Esteban Jódar, jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Quirón Salud de Madrid, exponía por su parte que “el sistema hormonal D es esencial para asegurar una adecuada absorción del calcio de la dieta, además de ser relevante para un correcto funcionamiento del tejido óseo, el control del metabolismo energético, la presión arterial o la defensa antimicrobiana, entre otras. Además, su insuficiencia es la principal causa de fracaso de los tratamientos antiosteoporóticos”. Es por ello, que la vitamina D juega un papel fundamental en las distintas etapas de la vida de la mujer, tanto a nivel óseo como extraóseo.

Ha de tenerse en cuenta que los problemas de la salud de las mujeres pueden explorarse observando las distintas fases de su vida. En la infancia, la nutrición adecuada, la actividad física y las inmunizaciones ayudan a establecer las bases para una vida saludable. Durante la adolescencia, es importante prevenir problemas futuros, como la osteoporosis y el cáncer de piel. A lo largo de la edad adulta, la salud y el bienestar, a menudo se centran en el manejo de enfermedades crónicas y en la detección de distintos tipos de cáncer.

A este respecto, Rafael Sánchez Borrego, director médico de la Clínica Diatros de Atención a la Mujer (Barcelona) reseñaba que “cada vez es más necesario que el profesional procure una visión holística en la atención a la mujer. En ella, se fomenta la prevención de la enfermedad mediante la promoción de la salud a través de la alimentación adecuada, la actividad física e inmunizaciones, las cuales establecerán las bases para una vida saludable. Además, los especialistas queremos utilizar los recursos más avanzados en el diagnóstico y tratamiento de múltiples procesos a realizar en la propia consulta del médico”.

Por último, se ponía de manifiesto que, en cuanto a los tratamientos, los últimos estudios señalan a Hidroferol 0,266 mg,  como un tratamiento eficaz  para el déficit de vitamina D, habiéndose demostrado que es entre 3 y 6 veces más eficaz y potente que otros medicamentos que contienen colecalciferol.