• Sábado, 25 de mayo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1492 [name] => Entrevistas [slug] => entrevistas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1492 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1342 [count] => 250 [filter] => raw [cat_ID] => 1492 [category_count] => 250 [category_description] => [cat_name] => Entrevistas [category_nicename] => entrevistas [category_parent] => 1342 ) )

“Cuanto mayor sea el sector del autocuidado, más sostenible es el sistema”

Jaume Pey, director general de ANEFP (Asociación para el Autocuidado de la Salud), ha concedido una entrevista a EL MÉDICO

El aumento de fármacos desfinanciados resulta un factor positivo para la ANEFP, ya que les ha permitido aumentar su oferta y representatividad. Su director general, Jaume Pey, ve claro que el futuro de la sostenibilidad del sistema pasa por aumentar el porcentaje de medicamentos no sujetos a receta médica, para poder tener así recursos suficientes para financiar los tratamientos más graves. Pero no es el único reto, el nuevo Nomenclátor, el RDL de precios o las futuras regularizaciones de productos cosméticos, o incluso, homeopáticos, están también entre los temas de actualidad.

La ANEFP afronta una nueva etapa, en la que incluso puede que tenga que cambiar sus siglas, ¿cuál es la transformación que va a tener que afrontar la sociedad para adaptarse a la situación actual?

La ANEFP es el gran paraguas donde están no sólo medicamentos no sujetos a receta médica, o los medicamentos homeopáticos, sino que también hacemos mucho hincapié en todos aquellos productos que inciden en el autocuidado y que inciden en la farmacia como canal preferente. Por eso la llamamos la “casa del autocuidado”. Estamos muy en contacto con las principales necesidades de nuestro público objetivo, que dividimos en pacientes y consumidores. Pero ambos hacen un importante uso de las redes sociales, por eso ahora debemos incorporarnos a las mismas para captar a esta audiencia. Tenemos proyectos, como el de renovar nuestra web, y el de comenzar a tener presencia en redes sociales, para que el paciente crónico o el consumidor puntual pueda encontrar información de calidad, con el sello de garantía que da la ANEFP. Igualmente, tendrá que adecuar su nombre para incluir todo el concepto del autocuidado. Pero lo cierto es que aún hoy se conoce por estas siglas y por lo tanto este cambio no podrá ser brusco, aunque tendremos que ir derivando. Trabajaremos en los próximos meses en este sentido.

Actualmente este sector supone casi el 20 por ciento del mercado farmacéutico total, ¿cuál es la proyección de futuro?

Este mercado está llamado a crecer más que el mercado farmacéutico general. El mercado de la prescripción, por los recortes en el los precios y la entrada de genéricos, es un mercado que en los próximos años se seguirá contrayendo. El nuestro, por tanto, es en el que las empresas encuentran capacidad y vías de crecimiento. Por ejemplo, hay productos que vienen de la desfinanciación, que ahora pasan a engrosar el mercado del autocuidado, y en el futuro es posible que lleguen otros. El mundo de los productos sanitarios, cosméticos, homeopáticos, etc., es un mercado que está aún desarrollándose, algunos más que otros. Por ejemplo, el mercado de complementos alimenticios en toda su dimensión está creciendo mucho actualmente, y es un mercado muy dinámico. El futuro será pasar de este 20 por ciento a un 25, donde ya nos acercaríamos a otros mercados europeos, y si hiciéramos esto estaríamos avanzando hacia la sostenibilidad del sistema.

De hecho, uno de los objetivos a largo plazo es conseguir ponerse al nivel de Europa, y llegar al 15 por ciento en los medicamentos no sujetos a receta médica, ¿pero cuál es el objetivo más a medio plazo en este aspecto?

A corto plazo tenemos que ver el efecto final de los productos desfinanciados. La idea es acercarse a porcentajes del 7 u 8 por ciento. Habrá que ir viendo, porque estos productos desfinanciados han tenido una disminución de volumen muy importante, que no se han podido compensar con el aumento de su valor, porque han caído más de un 60 por ciento. Con lo cual a lo mejor nos quedamos en cifras más cercanas al 6 que al 8. Pero lo cierto es que con la incorporación de estos productos nos vamos acercando al 10 por ciento, que sería el próximo paso, y que yo me lo imaginaría dentro de un par de años, y es mucho más de lo que tenemos que es un 5. Lo del 15 por ciento, ya es mucho más difícil de prever, y dependerá también del crecimiento de la propia economía española.

Además de aumentar la cuota de mercado, ¿qué ha supuesto para el sector la actualización de la lista de medicamentos que quedan excluidos de financiación?

Hemos ganado en importancia, en representatividad y en oferta, tanto en el arsenal terapéutico del médico, como del farmacéutico. Hace que el sector sea más importante y más atractivo, así que es inequívoco que el sector del autocuidado gana con la desfinanciación.  El peso de esa importancia dependerá de la recuperación del volumen de ventas, que algunos en parte ya lo están recuperando. Con lo cual es muy importante generar elementos de confianza para el desarrollo de estos productos, tanto en la facilidad de cambiar su registro, como en su facilidad para hacer una publicidad y una promoción que pueda ser atractiva.

¿En qué punto están las negociaciones para incluir en el Nomenclátor los medicamentos no sujetos a receta médica y no financiados? ¿Qué va a suponer que el médico pueda prescribirlos?

Ya tenemos un Nomenclátor base, donde todos estos productos quedan ya totalmente normalizados. Hemos acordado también la vía de comunicación de precio, ya que en el Nomenclátor a parte de las características del producto, es decir, su ficha técnica y su prospecto, aparecerá el precio.  La idea es que esté disponible para todas las CCAA. Por tanto se genera un segundo trabajo, que es que las autonomías le den la importancia que tiene a este Nomenclátor maestro y lo sustituyan por el Nomenclátor que hay hoy, que es el de facturación, y esto permita que todos los médicos puedan acceder de manera fácil a la prescripción de este tipo de productos.

Con el futuro RDL de precios, ¿habrá libertad de precios para los no financiados?

El Ministerio se comprometió a tenerlo redactado próximamente, pero sabemos que están trabajando bajo la hipótesis de que los productos no sujetos a receta médica o no financiados van a gozar de precio libre, por lo tanto no habrá cambios. Sí que los productos  que vienen de la desfinanciación, por lo que entendimos en la intervención de Carlos Lens en nuestra última Asamblea General, mantendrán un tiempo de precio notificado, pero sería por un límite temporal. Un límite que abogamos porque sea lo más corto posible. Pero hasta que no esté redactado no sabremos todos los detalles.

El reglamento europeo 1223/2009 sobre fabricación y distribución de cosméticos entrará en vigor este año, ¿se adaptará España a Europa?

Hemos presentado alegaciones porque nos preocupa que podamos competir en igualdad de condiciones con otros países de Europa. En España tenemos el tema de la licencia de autorización, nosotros en esas alegaciones hemos pedido que sea una notificación, que no se tenga que presentar una autorización. Nos preocupa también el tema de la “cosmetovigilancia”, porque tal y como está planteado habría que reportar incluso los efectos leves y moderados, mientras que en Europa deben tener un cariz más grave. Lo más importante es que esté lo más armonizado posible con la normativa del resto de países.

¿Comienzan a aceptarse los productos homeopáticos o la fitoterapia dentro del sector sanitario como una opción para el paciente?

Tenemos que conseguir que, como ocurre en Francia o Alemania, estos productos puedan ser evaluados y estén con normalidad en nuestro mercado. Tenemos muy buena relación con la Agencia Española del Medicamento y nos gustaría ver cómo poder normalizar la situación de los productos homeopáticos en España. Hay que entender que los procedimientos de evaluación no pueden ser exactamente los mismos que los de un medicamento de síntesis al uso, y por tanto habría que aprender de la experiencia de Europa. Abogamos por conseguir que sean productos con su código nacional, normalizados y que se puedan autorizar, sobre todo para aquellos que están más indicados para síntomas menores. Por lo tanto el objetivo es llegar a una normalización en su evaluación, en su registro y en su publicidad.

Comentaba que el mercado de los complementos alimenticios aún está en crecimiento, ¿cuáles son los retos de este sector?

Nuestro objetivo principal es que la interpretación que se hace en cada CCAA respecto al etiquetado y a la publicidad de estos productos sea lo más armonizada posible, y estamos trabajando en esta línea. Estamos muy esperanzados con el anuncio de que se estaría preparando también un Real Decreto de complementos alimenticios que ampliaría el volumen a otras 47 sustancias. Actualmente sólo tenemos vitaminas y minerales, y en realidad hay muchísimo más espectro, así que estas 47 tampoco son muchas, pero sí es un paso importante.

Los productos para el autocuidado, ¿son uno de los temas claves a la hora de abordar la cronicidad?

En los medicamentos no sujetos a receta médica siempre habíamos hablado de tratamientos cortos por síntomas menores. Pero también es cierto que los productos para el autocuidado también entran dentro de la prevención de la enfermedad o del hecho de evitar el empeoramiento de la misma, lo que puede suponer un uso continuado. Es un concepto novedoso y es un reto. Por ello empezamos a hablar del consumidor pero también del paciente, ese enfermo crónico que también tiene que acceder a los productos de autocuidado.  Es decir, que pasamos de un paciente digamos sano, a uno que ya no está tan sano. Por tanto el tema de la cronicidad es uno de los retos que vamos a tener enfrente en los próximos años, y es muy importante. Se trata de un paciente que conoce muy bien lo que necesita o deja de necesitar, algo así como el paradigma del paciente que más sabe sobre el autocuidado. La industria por tanto tiene que estar muy preparada para dar un buen servicio a estas personas, para lo que las nuevas tecnologías jugarán un papel importantísimo.

¿Qué puede aportar este sector para la sostenibilidad del sistema?

Antes hablábamos de porcentajes, pues bien, tenemos que pensar que con cada 5 puntos que ganan los medicamentos no sujetos a receta médica, las arcas públicas ahorran unos 1.000 millones. Es decir, que cuanto mayor sea el sector del autocuidado, más sostenible es el sistema. Si este dinero se reinvierte en el sistema significa que en tratamientos como los oncológicos o cardiovasculares, vamos a asegurar que se pueda seguir comprando lo más innovador. La sociedad tiene que entender que con los recursos que tenemos, si queremos tener lo mejor para enfermedades graves, tenemos que tener un sector de autocuidado lo más parecido al resto de Europa, por lo que tenemos que crecer. Por lo tanto somos un contribuyente importantísimo para la sostenibilidad del sistema. Hay que explicarlo así para que la sociedad lo pueda entender bien.

Pero el problema es que estos ahorros no siempre revierten en el propio sistema, al no existir presupuestos finalistas…

Esta es la discusión que ha habido muchas veces, nosotros lo que hacemos es liberar recursos para el sistema, y a partir de ahí depende de la responsabilidad política de quien gobierna.  Pero sí que deberíamos de exigir que estos recursos se reinviertan en Sanidad, sería lo justo.

Este octubre se celebrará en Madrid en I Congreso del Autocuidado, ¿qué nos aguardará en el mismo?

Hablaremos tanto de la problemática del paciente crónico como del consumidor puntual de estos productos. Pensamos que se puede generar un debate interesante respecto a cómo se puede abordar el mundo del autocuidado desde estas dos perspectivas. Habrá asociaciones de pacientes, habrá industria, habrá médicos, y  habrá farmacéuticos. No es como en otros congresos que nos centramos en el médico, sino que la gran novedad es hablar directamente al consumidor y al paciente.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies