• Martes, 23 de octubre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 5959 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 5959 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Desarrollan un tratamiento que podría detener la artrosis de rodilla y columna vertebral

Actualmente no hay medicamentos ni tratamientos disponibles para los pacientes que puedan detener la artrosis

Científicos del Instituto de Investigación Krembil (Canadá) han desarrollado un nuevo tratamiento terapéutico que tiene el potencial de detener la artrosis de rodilla y columna vertebral, que se caracteriza por una ruptura del cartílago protector.

“Esto es importante porque actualmente no hay medicamentos ni tratamientos disponibles para los pacientes que puedan detener la artrosis. Los tratamientos actuales para la osteoartritis abordan los síntomas, como el dolor, pero no pueden detener la progresión de la enfermedad. El bloqueador que hemos probado modifica la enfermedad. Tiene la capacidad de prevenir una mayor destrucción de las articulaciones tanto en la rodilla como en la columna vertebral”, explica Mohit Kapoor, principal autor del estudio, publicado en la revista ‘Annals of the Rheumatic Diseases’.

Utilizando una variedad de modelos experimentales, incluidos animales y muestras de tejido humano, el equipo de Krembil se centró en una molécula llamada microRNA-181a-5p, que se cree que también causa la inflamación, la destrucción del cartílago y el agotamiento del colágeno. Usando un bloqueador que consiste en oligonucleótidos de ácido nucleico bloqueado y antisentido (LNA-ASO, por sus siglas en inglés), el equipo consiguió detener la destrucción y proteger el cartílago.

“El bloqueador se basa en tecnología antisentido. Cuando inyectas este bloqueador en las articulaciones, bloquea la actividad destructiva causada por el microRNA-181-5p y detiene la degeneración del cartílago”, remarca otro de los principales responsables de la investigación, el doctor Akihiro Nakamura.

Además de las pruebas con modelos animales, el equipo de investigación aplicó este enfoque utilizando células y tejidos de pacientes del Hospital Toronto Western con osteoartritis de rodilla y/o columna vertebral.

“La tecnología en osteoartritis está en sus inicios, pero la investigación ha dado un gran paso adelante. Si somos capaces de desarrollar una inyección segura y efectiva para los pacientes, este descubrimiento podría cambiar el juego”, concluye otro investigador, Raja Rampersaud.

Los siguientes pasos para el equipo de investigación incluyen el inicio de estudios de seguridad, la determinación de la dosis adecuada y el desarrollo de un método para inyectar el bloqueador directamente en las articulaciones de la rodilla y la columna vertebral.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies