• Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2284 [name] => Noticia del día [slug] => noticia-del-dia [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2284 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 140 [filter] => raw [cat_ID] => 2284 [category_count] => 140 [category_description] => [cat_name] => Noticia del día [category_nicename] => noticia-del-dia [category_parent] => 1334 ) )

Directivos sanitarios: ¿los jóvenes quieren tomar el testigo?

Las X Jornadas Nacionales de SEDISA, celebradas entre el 4 y 5 de octubre de 2018 en Gijón, han sido una firme apuesta por el futuro de la profesionalización de la gestión sanitaria. Algunas voces se han cuestionado si los jóvenes profesionales sanitarios querrán tomar mañana el testigo

Sedisa_clausura

Casi 1.500 directivos de la salud son socios de SEDISA, tanto en el ámbito público como en el privado. “Queremos ser más, y nuestro único requisito es que todos debemos compartir los valores del Sistema Nacional de Salud”, ha comentado en el acto inaugural de las X Jornadas de la Sociedad Española de Directivos de la Salud Modoaldo Garrido, vicepresidente primero de SEDISA y director gerente del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid..

La Sociedad Española de Directivos de la Salud sigue trabajando para diseñar un sistema de acreditación profesional con un modelo de certificación basado en la práctica real de los directivos. Dicho reconocimiento debe incluir sus méritos, sus conocimientos y sus competencias, con la finalidad de favorecer su desarrollo profesional. “Es necesario legitimar la profesionalización de la función directiva”, ha insistido Modoaldo Garrido.

En el acto de inauguración también ha intervenido Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón, quien ha pedido a los asistentes que sean “muy firmes en la defensa de la profesionalización de la sanidad”. “Alzad la voz para que la ciudadanía comprenda que es muy necesaria. Llama la atención la nueva tecnología, el último escáner, pero los ciudadanos también tienen que conocer que los directivos deben ser profesionales. Me sumo a esa necesidad de profesionalizar la gestión sanitaria”, ha dicho la edil de Gijón, quien es cirujana de profesión y trabajó 19 años en el hospital de Cabueñes.

La inauguración ha sido moderada por Miguel Javier Rodríguez, gerente del Área Sanitaria 5 de Asturias-Gijón y presidente de la Agrupación Territorial de Sedisa en Asturias-Cantabria. En su calidad de coordinador de las X Jornadas, ha destacado que el sistema sanitario, desde un punto de vista general, es “inmovilista”. “Seguimos haciendo las mismas cosas que hace años, y no podemos seguir midiendo el sistema por su actividad asistencial; en tanto en cuanto nuestro objetivo es mejorar la salud, debemos evaluar lo que hacen las organizaciones sanitarias por sus resultados”.

¿Querrán los jóvenes coger el testigo?

En un debate moderado por Candela Calle, directora general del Instituto Catalán de Oncología (ICO), han expuesto sus ideas José Ramón Riera, director gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA), y Benigno Caviedes, director gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS). Cuando Candela Calle ha planteado el futuro: “¿querrán los jóvenes coger el testigo?”, los tertulianos han expuesto sus experiencias.

Por un lado, Benigno Caviedes ha mostrado su visión realista: “Tenemos muchas responsabilidades, ganamos poco dinero y nos despiden a menudo. Debemos visibilizar nuestra actividad, algo que hace muy bien SEDISA. Además de los resultados sanitarios, tenemos que intentar ser más atrayentes para los que vienen detrás, crear una buena identidad de marca, que las instituciones sean capaces de transmitir a la sociedad esos valores que están tan de moda, como el conocimiento, la innovación, la repercusión en salud, las actividades altruistas, etc. Son actividades que no transcienden, y deberíamos tener una mejor estrategia de comunicación. Así seríamos capaces de atraer a las nuevas generaciones”.

José Ramón Riera, por su parte, ha hablado de las diferencias generacionales: “Nuestro compromiso no tiene nada que ver con los ideales de los jóvenes actuales. Ellos lideran mejor, porque tienen una formación más adaptada. Estamos en un mundo global y la renovación de los compromisos es muy importante, pero es algo que no está actualmente encima de la mesa del profesional de la gestión sanitaria”.

Especialista en Anatomía Patológica, José Ramón Riera se ha definido como “un amateur” en el ámbito de la gestión. Respecto a la necesidad de liderazgo en el sector sanitario, el gerente del SESPA ha señalado que debe basarse en cuatro pilares: optimismo, empatía, curiosidad y carisma. “SEDISA debe preguntarse qué tipo de líderes quiere y cómo deben formarse. En el colectivo sanitario se buscan los conectores, los profesionales que tienen influencia en los demás para que sigan la senda buena de conseguir resultados. En este sentido, la Sociedad Española de Directivos de la Salud es una organización independiente que puede lograr que esos líderes sanitarios sean cada vez más competentes”.

Muy pocas mujeres en cargos directivos

La visión de género la ha aportado Candela Calle, quien ha observado “diferencias entre hombres y mujeres” en el ámbito de la gestión sanitaria. “Creo que el lenguaje entre mujeres es diferente, estamos más orientadas a gestionar las personas, gestionar esta individualidad. Debemos tener en cuenta el rol de la mujer joven, la compatibilidad de verdad y real con su vida personal, que es lo que están reclamando”. Según su experiencia, “las oportunidades no son iguales”. “La verdad es que, si hacemos un recuento de porcentaje, continúa habiendo muchísimos hombres, y muy pocas mujeres en cargos directivos”, ha añadido la responsable del ICO.

En la misma línea de los directores gerentes, Candela Calle también ha hablado de la brecha con los jóvenes: “Creo que tenemos un problema, porque las generaciones que vienen detrás no ven claro el rol que estamos haciendo nosotros. Probablemente también debemos reflexionar y cambiar nuestro rol y nuestra escala de valores para adaptarnos. La gente que sube ahora, por suerte, tiene otras preferencias, ya que consideran el trabajo como parte de su vida, pero no la ocupa al cien por cien. La relación es diferente, además, porque el uso de las tecnologías, así que todo es mucho más rápido e inmediato. Los jóvenes son más pragmáticos, y esto nos hace reflexionar sobre el modelo de gestión que estamos haciendo. Sin duda, estamos ante un reto interesante”.

Respecto al futuro de los directivos sanitarios, Candela Calle ha hecho autocrítica: “Nosotros tampoco dejamos crecer a las segundas generaciones y no les estamos preparando. Me pregunto: de aquí a 5-10 años nos vamos a jubilar, y ¿quién va a coger el testigo de lo que estamos haciendo?”.

Webinar sobre optimización de procesos

Uno de los platos fuertes de las Jornadas de SEDISA ha sido el ‘Webinar sobre optimización de procesos’, protagonizado por Vicente Ortún, profesor titular del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, y Carmen Martínez de Pancorbo, gerente del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. El factor de sostenibilidad del sistema sanitario es la gran finalidad de todas las acciones para optimizar los procesos, como ha dicho Vicente Ortún, “algo que no se está priorizando en España”. “La Sanidad española está entre las 3-5 mejores del mundo, pero algo estamos haciendo mal. En Economía hay que conocer el coste de oportunidad”, ha dicho el profesor de la Pompeu Fabra, quien ha puesto un ejemplo: “Una segunda línea de tratamiento de cáncer cuesta dos millones de euros por año de vida ajustado por calidad (AVAC), cuando en España el AVAC está en unos 20.000 euros. En consecuencia, por tratar a una persona, dejamos de tratar a cien. Es necesario priorizar”.

Martínez de Pancorbo, por su lado, ha comentado que “cuesta encontrar el equilibrio en el sistema actual, que consiste en conseguir unos objetivos basados en la actividad”. En su opinión, es necesario “trasladar a los profesionales la cultura de la evaluación y del porqué de las cosas”. “En esa línea, los trabajadores pueden estar de acuerdo con nosotros (los directivos), es un discurso que compartimos, pero que tal vez no lo hemos sabido gestionar de forma adecuada”.

Sistemas de calidad y de medición

La medición de los resultados en salud sigue siendo “un reto para todos”, como ha dicho Carlos Mur, vocal de la Junta Directiva de SEDISA, especialista en Psiquiatría y gerente del Hospital de Fuenlabrada (Madrid). “Medir los resultados es la única solución plausible para planificar servicios sanitarios de una forma adecuada y basada en la evidencia. La optimización de la gestión por procesos, así como la implantación de sistemas de calidad y de medición en los hospitales requiere de un liderazgo, con una persona al frente que esté suficientemente formada, con capacitaciones y con determinadas aptitudes para lograr cambios en la organización”.

Carlos Mur ha hablado de “una segunda vuelta de tuerca” en la que es necesario disponer de algo más que habilidades directivas, como puede ser “liderazgos capaces, transformacionales e inspiradores”. En este punto recordó el dicho de que un administrador gestiona la realidad, un directivo prevé el futuro y un líder crea ese futuro.

“En la actualidad tenemos la necesidad de analizar de forma detallada qué es lo que estamos haciendo, qué se puede dejar de hacer (desinversión) y reorientar ese flujo de efectivos para realizar acciones que verdaderamente tienen un impacto positivo en el paciente”, ha dicho Mur.

El gerente del Hospital de Fuenlabrada se ha referido a un destacado “cambio cultural”, puesto que el receptor de los servicios, el ciudadano, “está cada vez más informado y deseoso de participar y tomar decisiones compartidas y, al mismo tiempo, es un paciente más complejo, más pluripatológico y, por tanto, más difícil de medir”.

Compra de resultados en salud

En las Jornadas de Gijón también ha hablado de resultados en salud Antoni Gilabert, director del Área de Farmacia y del Medicamento del Consorcio Catalán de Salud, “que abarca básicamente todos los hospitales concertados sin ánimo de lucro de Cataluña”, según su propia definición. En concreto, ha explicado su experiencia sobre la compra de medicamentos o tecnología innovadora: “Si el sistema sanitario trabaja para obtener resultados en salud, la pregunta es ¿por qué no compramos en función de esos resultados en salud?”.

Gilabert ha explicado que su día a día en el trabajo consiste en gestionar la llegada de nuevos fármacos e incorporarlos a una amplia variedad de productos ya existentes. “Yo no me imagino a los gestores del futuro haciendo aterrizar todos estos aviones (innovaciones) a base de descuentos en compras simplemente porque queremos comprar barato”.

“La visión estratégica y el consenso clínico son dos factores fundamentales para realizar una correcta compra por resultados en salud y para conseguir calidad al mejor coste”, ha dicho el exdirector de Farmacia de la Sanidad catalana, quien ha englobado la compra por resultados dentro de esa visión estratégica, y ha dicho que es “adicional” a la compra normal. “La compra por resultados requiere una determinada cultura organizativa, así como unos sistemas de información. En definitiva, hay que apostar por este modelo, querer hacerlo, saber implicar a los profesionales y reconocerles su trabajo”, ha resumido Gilabert.

En esta cultura de riesgo compartido tendrá, y ya tiene, un papel destacado la inteligencia artificial. Ignacio Hernández Medrano, fundador y director médico de SAVANA, está convencido de que la tecnología nunca sustituirá las funciones del médico, aunque sí le está ayudando a reducir tiempo dedicado a la burocracia, por ejemplo, que puede emplear en la atención clínica. “La inteligencia artificial va a quitarnos tareas muy desagradables, para las que no tenemos tiempo, y podremos dedicar nuestra mente y nuestra consulta a la comunicación con los pacientes, a la formación y al análisis de la información, algo que una máquina no puede hacer”.

La siguiente gran cita de SEDISA será el Congreso Nacional de Hospitales, que se celebrará en Santiago de Compostela del 8 al 10 de mayo con el lema ‘Innovación, camino a la sostenibilidad’.

Formación para seguir liderando en el futuro

La formación es una de las herramientas más relevantes de SEDISA y de la Fundación SEDISA para conseguir la profesionalización de los directivos de la salud y la gestión sanitaria. Con motivo del Congreso celebrado en Gijón, se ha presentado la VI Edición del Máster Universitario en Gestión y Planificación Sanitaria para Directivos de la Salud (MUGYPS), organizado por la Fundación SEDISA en colaboración con la Universidad Europea.

El Prof. Jesús Sanz Villorejo, director académico del Máster, ha explicado que se trata de un programa diseñado “para responder a los cambios constantes del sector sanitario”. “Uno de los objetivos es desarrollar y reforzar habilidades personales y directivas necesarias para desarrollar una gestión adecuada”. Uno de los aspectos mejor valorados por los alumnos es el ‘networking’ o trabajo en red, especialmente en la edición semipresencial del Máster. “La interacción se produce no solo entre los alumnos, sino también con los cerca de 90 profesores que participan en la formación”.

En esta sexta edición del Máster Universitario se han cubierto las 66 plazas disponibles. “Desde la Universidad y desde SEDISA nos sentimos muy satisfechos porque es un producto consolidado. Y, teniendo en cuenta las valoraciones de los alumnos y los profesores, podemos decir también que cumple sus objetivos”.

En relación con los alumnos que han egresado este año y que han presentado su trabajo de fin de máster, destaca la presencia de 20 médicos, ocho enfermeras, cinco profesionales de Administración y Dirección de Empresas, tres economistas, dos periodistas, dos psicólogos, un biólogo, un farmacéutico, un odontólogo, un químico, un fisioterapeuta y un veterinario. Del total de alumnos de la pasada edición, 28 trabajan en la Sanidad pública, 12 en la Industria, ocho en la Sanidad privada y uno en el ambiente de la Universidad. “Normalmente se repite este esquema, y la mayoría de los matriculados son médicos. Esta variedad multidisciplinar enriquece sumamente al grupo”, ha dicho el Prof. Jesús Sanz.

ExperiON, la simulación virtual

Por su parte, Modoaldo Garrido, vicepresidente primero de SEDISA, ha hablado de la primera edición el ‘Programa de capacitación directiva para gestores sanitarios en el entorno de la simulación virtual. ExperiON’. “Esta plataforma de formación directiva ha sido diseñado por gestores con amplia experiencia en el sector. Estos expertos han abordado diversos temas, como la forma de gobernar un hospital, el acceso a una compra innovadora, el montaje de una unidad de hospitalización domiciliaria o la gestión a la baja de un convenio colectivo”, ha dicho Modoaldo Garrido, coordinador del Programa.

Francisco del Busto. Consejero de Sanidad de Asturias

“Compartimos el objetivo de la profesionalización de los directivos de la Salud”

Francisco del Busto, consejero de Sanidad del Principado de Asturias, fue el encargado de clausurar las X Jornadas Nacionales de SEDISA celebradas en Gijón, y lo hizo ensalzando la labor de esta entidad. “La Sociedad Española de Directivos de la Salud desempeña su labor en un ámbito complejo. Este trabajo no siempre está reconocido en su justa medida. Desde su creación su principal misión ha sido la profesionalización de los directivos de la salud y de la gestión sanitaria; este es un objetivo que compartimos”.

“Por profesión se entiende el conjunto de aquellas personas que profesan una serie de valores y cuestiones comunes inherentes al propio oficio. Las labores que ejercen los directivos de la salud no están reguladas como una profesión, pero su trabajo resulta fundamental para la calidad y, sobre todo, también para la sostenibilidad de nuestro sistema”.

Además de conocimientos y experiencia en gestión sanitaria, Del Busto considera que los directivos deben tener valores que son esenciales en el ejercicio profesional, y que básicamente se refieren “al compromiso con el servicio público y con la salud de la ciudadanía”. “Se trata de una responsabilidad que también ha de regir nuestra acción como cargos públicos. Responder al interés de la ciudadanía es una exigencia que no debemos perder nunca de vista, y estoy seguro de que quienes tenemos responsabilidad en la gestión no lo hacemos nunca, independientemente de modelos sanitarios o de diferentes opciones políticas”.

En el Principado de Asturias todos los puestos directivos sanitarios se adjudican tras una convocatoria pública. De esta forma, “se garantizan los principios de igualdad, mérito y capacidad”, ha explico el consejero. “Así lo hemos decidido y seguiremos en esta línea para intentar mejorar. Por supuesto, siempre queda cierto margen en las características de las convocatorias o en el requisito de exigencia a los candidatos, pero estoy seguro de que estamos recorriendo el camino correcto”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies