• Jueves, 24 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 316 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 316 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 776 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 776 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

El 20 por ciento de los tumores están asociados a virus oncogénicos

Entre los principales virus oncogénicos se encuentra el virus de hepatitis B y el virus de papiloma humano, este último, responsable no solamente de cáncer cérvicouterino sino también del 90 por ciento de los tumores de cáncer de cabeza y cuello

Los virus asociados al cáncer incluyen virus de ácido ribonucleico (ARN) y desoxirribonucleico (ADN); cuando una infección viral se hace crónica es capaz de inducir alteraciones en la genética de un paciente y a su vez desarrollar un cáncer. En entrevista para El Médico Interactivo México, el doctor Horacio Astudillo de la Vega, director del laboratorio Nanopharmacia Diagnóstica, explicó que el 20 por ciento de los tumores humanos se asocia con cinco virus oncogénicos, el del papiloma humano (VPH), la hepatitis B y C, el linfotrópico T humano tipo 1 (HTLV1) y el de Epstein-Barr, este último asociado a la mononucleosis.

¿Actualmente, qué pruebas existen para detectar los virus oncogénicos?

Existen diferentes pruebas de laboratorio que ayudan a determinar la presencia del virus en el organismo. Generalmente se buscan anticuerpos específicos y para confirmar la persistencia viral se realiza la detección de proteína o genoma virales. En el caso del VPH se detecta en la mujer por un frotis o raspado vaginal de manera rutinaria por el ginecólogo.

Cuando el diagnóstico de cáncer se establece hay una posibilidad de identificar si este tuvo asociación con un agente infeccioso aumentando en un 90 por ciento las posibilidades de cura.

Desafortunadamente, las políticas sanitarias en México han sido nulas en el tema de prevención manteniendo la detección temprana por debajo del 5 por ciento. Urge establecer políticas sanitarias dirigidas a la población abierta para hacer el diagnóstico temprano, no solo de enfermedad oncológica, sino de factores que sabemos hoy en día que están asociados al origen de cáncer, explicó.

¿Cuáles son los tratamientos para los cánceres desarrollados por virus oncogénicos?

Debido a la importancia de los virus oncogénicos se ha priorizado la elaboración de vacunas, no obstante, en nuestros días sólo se cuenta con vacunas contra la hepatitis B y el VPH, esta última únicamente protege contra aquellos tipos de VPH con mayor incidencia en cáncer.

En México, el esquema de vacunación indica que la vacuna contra hepatitis B debe aplicarse al nacimiento, con dos refuerzos a los 2 y 6 meses de edad y en niñas entre los 10 y 11 años, afirma la Secretaría de Salud.

Cuando la enfermedad oncológica ya fue desarrollada por el agente infeccioso, en caso como la hepatitis B y C o VPH no existe el uso garantizado de un antibiótico o antiviral.

Esperanza de vida del paciente con cáncer a causa del virus

El especialista hizo hincapié en el incremento de programas para apoyar la detención temprana del cáncer, ya que asegura que aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes que lo hacen a tiempo tienen cura. Sin embargo, el problema en México es que se diagnostica en etapas muy avanzadas lo que lleva a una posibilidad de cura de menos del 20 por ciento, aseguró.