• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3703 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3703 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

El 35% de los casos que evolucionan de una psicosis a esquizofrenia o trastorno bipolar se relaciona con el consumo de sustancias

El cannabis es el que mayor tasa de conversión presenta con un 47%. Le siguen las anfetaminas, en el 32% de los casos; las drogas psicodélicas 28% y por último, con un 20%, el consumo de cocaína

Plan Nacional Drogas

La relación entre la esquizofrenia y el consumo de sustancias es cada vez más evidente. Así se ha puesto de manifiesto con algunas de las cifras aportadas en el Simposio “Jóvenes y psicosis, ¿qué podemos hacer”, en el marco del III World Congress Dual Disorders, organizado por la Alianza Otsuka-Lundbeck.

Durante el mismo, el investigador Giovanni Martinotti, del departamento de neurociencias de la University degli Studi, ha señalado que las sustancias psicoactivas pueden inducir psicosis (a veces no transitoria) en personas sanas. Muestra de ello son los resultados de un estudio publicado por The American Journal Of Psychiatry en el que se detalla que “actualmente un 32,2 por ciento  de los pacientes con psicosis inducida por sustancias derivan posteriormente en trastornos bipolares o esquizofrenia en un plazo medio de cinco años”.

Otro dato destacado de este estudio es que en el 35 por ciento de los casos, la evolución de un primer episodio de psicosis a esquizofrenia o trastorno bipolar estuvo asociado al consumo de varias sustancias.

Profundizado más, este trabajo también recoge los distintos índices de conversión a enfermedad mental grave (esquizofrenia o trastorno bipolar) tras un primer episodio de psicosis inducido por una determinada sustancia. El cannabis es el que mayor tasa de conversión presenta con un 47 por ciento. Le siguen las anfetaminas, en el 32 por ciento de los casos; las drogas psicodélicas 28 por ciento y por último, con un 20 por ciento, el consumo de cocaína.

La importancia de la prevención temprana

En esta línea, el vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Celso Arango, exponía la importancia de realizar una intervención temprana para evitar este tipo de evoluciones. Así, ha alertado de los riesgos del uso de sustancias en la adolescencia ya que “los efectos de las sustancias consumidas se presentan en un cerebro en desarrollo, y sus consecuencias nocivas (neurobiológicas y conductuales) suelen ser mayores”.

Así, Arango ha expuesto algunas de las principales conclusiones del Libro Blanco sobre Intervención Temprana, un compendio de los actuales programas de intervención temprana en psicosis y las barreras y oportunidades de su implantación.  En el mismo se expone que en España solo un 32 por ciento de la población tiene acceso a un programa específico para primeros episodios psicóticos a pesar de haberse demostrado que estos programas son coste-eficientes. Ante esta realidad es importante avanzar para ofrecer el tratamiento adecuado, de reducir el tiempo que transcurre entre los primeros síntomas y el primer contacto terapéutico para obtener mejores resultados clínicos, sociales y económicos.