• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1805 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1805 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

El 38% de médicos adscritos a una compañía aseguradora trabaja sin contrato

Un estudio del CGCOF recoge la opinión de más de 1.400 médicos que ejercen su actividad laboral en la medicina privada

compañías aseguradoras

El 37,7 por ciento de los médicos adscritos a una compañía aseguradora trabaja sin un contrato por escrito y hasta el 45 por ciento ha tenido problemas a la hora de desarrollar su actividad asistencial. Son datos recogidos en el estudio ‘Condiciones de competencia en el mercado del ejercicio libre de la Medicina’, llevado a cabo por la Vocalía Nacional de Médicos de Ejercicio Privado del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y obtenidos a través de una encuesta online a 1.410 médicos que ejercen su actividad laboral en la medicina privada, de los cuales 1.222 están adscritos a alguna compañía aseguradora.

Del trabajo se desprende que a un 23,1 por ciento de los médicos se le ha rescindido el contrato escrito con alguna compañía sin motivo atribuible al mismo (media de 1,4 compañías por facultativo), y de ellos, a más de la mitad la cancelación se le comunicó con solo uno o dos meses de antelación.

Por otro lado, el 22,7 por ciento ha reconocido haber recibido presiones con la exclusión del cuadro médico en caso de no aceptar las nuevas condiciones establecidas por la compañía. El 75 por ciento de las condiciones impuestas se refieren a pagos fijos o capitativos y el 43 por ciento con el hecho de dejar de atender a mutualistas para hacerlo solo a los asegurados de pólizas privadas, situación que se viene produciendo sobre todo a partir de 2010.

En cuanto a los principales obstáculos a los que se enfrentan algunos médicos para realizar su trabajo están los relacionados con la falta de autorización de tratamientos o técnicas indicadas, trabas administrativa o “excesivo” de formalismo en los procedimientos. Al analizar los datos también se ha comprobado que a cerca de la mitad de los médicos las compañías les ha negado el abono de consultas sucesivas o revisiones, y que en los últimos 20 años no se han aumentado los baremos de las compañías o, si lo han hecho, ha sido de forma “insignificante”, mientras que el coste de personal y material de las consultas se ha incrementado entre un 20 y un 40 por ciento.

En la actualidad, el 25 por ciento de los médicos que trabajan en el ámbito privado son mujeres y el 75 por ciento son hombres y su media de edad son 56,4 años, superando el 76 por ciento de ellos la edad de 51 años.

Soluciones

Durante la presentación del informe, en la que han intervenido el presidente del CGCOM, Serafín Romero, el vocal nacional de Médicos de Ejercicio Privado, Manuel Carmona, José Páez, coordinador del estudio y abogado experto en Derecho de la competencia, y Juan Ignacio Guerrero, vocal de Ejercicio Libre del Colegio de Médicos de Sevilla, los expertos han advertido de que la relación médico-paciente está quedando intermediada por compañías aseguradoras y grupos hospitalarios porque son los que marcan las condiciones de retribución, tiempo de dedicación horario y medios.

En opinión de Serafín Romero, a pesar de que “la sanidad privada-concertada está en auge y ha crecido con independencia de la crisis económico-financiera  con más pólizas (9 millones de pólizas privadas y 2 millones de pólizas de MUFACE), más peso en el PIB, a través de una apuesta en innovación, investigación y modelo de gestión, existe una insatisfacción evidente en los médicos, debido a la ausencia de relaciones contractuales y a que los beneficios siempre son para el gestor, que sin participación ni reconocimiento, no tiene en cuenta el papel del profesionalismo”.  Considera el presidente de la OMC que sigue existiendo un debate entre la gestión pública y privada, y ha destacado la necesidad de poner en marcha “una hoja de ruta que enganche, ilusione y establezca un escenario confluyente y no excluyente.

Por su parte, Manuel Carmona, vocal nacional de Médicos de Ejercicio Privado, ha avisado de que la falta de un contrato escrito facilita la expulsión del cuadro médico a “conveniencia” de la aseguradora, y Juan Ignacio Guerrero, vocal de Ejercicio Libre del Colegio de Médicos de Sevilla, ha comentado que las compañías aseguradoras han puesto en práctica una estrategia orientada a conseguir que los pacientes vayan directamente a sus propios centros, los cuales han originado, “al menos en parte”, la exclusión del cuadro médico de los facultativos cuyas especialidades compiten con las del nuevo centro médico u hospital propio o del que las compañías han contratado una especialidad en exclusiva.

Los responsables del estudio concluyen que la detección y cuantificación de estas actuaciones procedentes de las aseguradoras motivan que desde el Consejo General de Colegios de Médicos y de su Vocalía de Médicos de Ejercicio Privado se emprenda la búsqueda de soluciones tanto a nivel jurídico, como desde las organizaciones profesionales médicas.