• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3682 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3682 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

El 85 por ciento de los casos de cáncer de cabeza y cuello se debe al tabaco

Con motivo del Día Mundial, la SEORL-CCC informa de que en España se detectan 10.000 casos nuevos

El 26 de julio es el Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello.

El cáncer de cabeza y cuello produce en el mundo 350.000 muertes cada año y el 85 por ciento de los casos se debe al consumo de tabaco, según ha informado la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), con motivo del Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello que se celebra este sábado 27 de julio.

Esta sociedad científica ha destacado la necesidad de realizar un diagnóstico precoz en este tipo de tumores para mejorar la supervivencia, ya que calcula una reducción de la mortalidad de hasta un 90 por ciento.

Cada año se detectan en España unos 10.000 casos nuevos de cáncer de cabeza y cuello. Los tipos más frecuentes son los de la cavidad oral, cuya incidencia es del tres por ciento, y se ha observado un aumento progresivo. Se detectan entre 11 y 17 casos por cada 100.000 habitantes. Pedro Díaz de Cerio, presidente de la Comisión de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo, ha explicado que “se localizan, sobre todo, en lengua, suelo de boca, trígono retromolar, mandíbula y encía, maxilar y paladar duro y mucosa bucal, por orden de frecuencia”.

Factores de riesgo y síntomas

El tabaco y el alcohol son los principales factores de riesgo de los tumores de cabeza y cuello. El Dr. Díaz de Cerio ha añadido que, desde hace unos años, se ha visto que el virus del papiloma humano también está implicado en la etiopatogénesis de estos tumores.

Entre los posibles síntomas de este tipo de cáncer destaca la presencia de un bulto en el cuello. En la mayoría de los casos, estas masas en el cuello son benignas, sobre todo en pacientes jóvenes, en los que suelen ser inflamatorios, infecciosos y, en ocasiones, malformaciones. Sin embargo, Raimundo Gutiérrez Fonseca, secretario general de la SEORL-CCC, ha indicado que “existe una serie de factores de riesgo que deben hacer sospechar malignidad, como tener más de 40 años, y el consumo de tabaco y alcohol”. Otros síntomas asociados son el cambio en la voz, problemas para tragar, dificultad respiratoria, sangrado por la boca o dolor local o referido al oído.

En el caso de detectar estos signos, Gutiérrez Fonseca recomienda al paciente que acuda a un otorrinolaringólogo-cirujano de cabeza y cuello para que realice una exploración completa, es decir, “una exploración cervical completa, una evaluación de la cavidad oral y la faringe, una exploración de oídos y fosas nasales y, sobre todo, una endoscopia completa de la vía aerodigestiva superior”. Según este especialista, la exploración permite en ocasiones el diagnóstico de un tumor primario y, sin ella, no se pueden hacer otras complementarias.