• Sábado, 17 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 6358 [name] => Área STUI [slug] => area-stui [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 6358 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 22 [filter] => raw [cat_ID] => 6358 [category_count] => 22 [category_description] => [cat_name] => Área STUI [category_nicename] => area-stui [category_parent] => 1350 ) )

“El 90% de los pacientes con síntomas del tracto urinario pueden ser tratados en la AP”

José Medina Polo, adjunto al Servicio de Urología del 12 de octubre y coordinador de AP de Urología, anima a los pacientes a que acudan a AP “porque hay tratamientos para sus problemas”

tracto urinario

“El 90 por ciento de los pacientes con problemas en el tracto urinario pueden ser tratados en la Atención Primaria (AP). En este primer escalón sanitario se recogen las revisiones que habrá que hacerle y nos alerta  sobre los pacientes que requerirán ir al urólogo”, explicó el doctor José Medina Polo en su conferencia dictada en el Congreso Nacional de Urología celebrada la semana pasada en Bilbao, con la participación de los mejores especialistas del Estado.

Medina Polo, en su conferencia, auspiciada por Astellas, presentó el nuevo documento ‘Criterios de derivación y manejo integral del paciente con síntomas del trato urinario inferior (STUI)’.  Es el primer documento a nivel nacional que cuenta con el aval de 11 sociedades científicas, todas ellas relacionadas con el manejo del paciente con STUI.

Insistió en señalar que el paciente con síntomas urológicos adonde primero tiene que acudir es a su médico de cabecera, “que estudiará su caso y en el 90 por ciento de las veces no será necesario derivarlo al urólogo”, explicó.

“¿Dentro de las dolencias urológicas el cáncer de próstata es la más frecuente?”.

“No. Es cierto que asusta mucho, pero las más comunes, de las que más se quejan los pacientes tienen que ver con la mala calidad miccional; vienen a consulta porque orinan mal. Y muchas de las veces no tiene nada que ver con la próstata. Además, son molestias que suelen ser fácilmente modificables: como dejar de beber exceso de agua; los pacientes diabéticos también orinal mal; los hipertensos que toman muchos diuréticos también orinan mal”, reconoce el urólogo.

Al servicio del paciente

En opinión de Medina Polo, la Urología es una de las especialidades que más ha avanzado en los últimos años, tanto en medicamentos como en cirugía, “ahora son mucho menos invasivas”. Sin embargo, en su opinión, el mayor cambio que se ha producido en la medicina, en general, es que se hace y está más centrada al servicio del paciente.

Los médicos tenemos que ver qué requieren los pacientes. “Ver los síntomas que tienen y centrarles. No tenemos que pensar que debemos de tratar la próstata, la vejiga. El manejo -insiste- es más centrado en el paciente”.

El experto del 12 de Octubre se muestra satisfecho porque en las últimas décadas ha aparecido una batería de medicamentos para ofertar a sus pacientes. “Actualmente tenemos fármacos más dirigidos a los síntomas de llenado, otros a síntomas de vaciado, además de fármacos que actúan en síntomas de llenado y vaciado en un solo comprimido; también disponemos de terapias para prevenir que haya complicaciones con la próstata. El abordaje de estos pacientes debe ser sintomático. No es el mismo menú para todo”, explica por experiencia.

Más escuchar al paciente

Sostiene el experto que en España hay que mejorar el trabajo conjunto, sobre todo los urólogos con la AP. “Muchos de los tratamientos que se pueden llevar a cabo en el ambulatorio los realizan en los hospitales. En numerosas ocasiones no tiene sentido, porque para solucionar su problema basta con decirle al paciente que deje de tomar líquidos, cafeína, alcohol. A partir de ahora, en numerosas ocasiones vamos a usar menos pastillas y hablaremos más con el paciente”.

Medina Polo hace especial hincapié en que los síntomas del tracto urinario inferior (STUI), tener incontinencia por una urgencia miccional, levantarse por la noche a orinar o ir con mucha frecuencia al baño, no es cuestión de viejos. “Tenemos tratamientos, y si no se pueden curar al cien por cien, al menos en el 90 por ciento de los casos mejoraremos su calidad de vida . A veces el primer paso es ir al médico de AP y luego, tal vez, al ginecólogo o al urólogo, dependerá de los casos”, explica, mientras se lamenta de que solo el 30 por ciento de los pacientes que sufren estos problemas acuden al médico. “Luego nos queda una larga bolsa de pacientes sin estudiar y tenemos que decirles que tenemos tratamientos”.