• Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 257 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 257 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 592 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 592 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

El Barómetro de Retinopatía Diabética muestra el déficit en salud multidisciplinaria

Se sabe que aproximadamente 10 millones de mexicanos tienen diabetes y solo existen registrados 3.500 oftalmólogos que necesitan hacer conciencia en los pacientes sobre la importancia de una revisión oportuna

A puerta cerrada se dio la presentación de los resultados del Barómetro de Retinopatía Diabética, un cuestionario que se realiza a pacientes y a médicos con el objetivo de medir la manera en la que se aborda la retinopatía y analiza las barreras detectadas por las cantidades arrojadas, comentó el Dr. Francisco Martínez Castro, director regional IAPB Latinoamerica, en entrevista exclusiva para El Médico Interactivo México.

En compañía también del doctor Jans Fromow Guerra, del Comité Organizador del Congreso Panamericano de Retina 2018, precisó que fue realizado en 2016 en colaboración de 41 países con el objetivo de ahora buscar soluciones.

Se sabe que aproximadamente 10 millones de mexicanos tienen diabetes y solo existen registrados 3.500 oftalmólogos que necesitan hacer conciencia en los pacientes sobre la importancia de una revisión oportuna.

En el estudio participaron más de 1.400 médicos, entre ellos oftalmólogos, retinólogos, educadores en diabetes y psicólogos además de más de 4.000 pacientes de los 41 países cuyos resultados son impactantes para ayudar al retroceso de esta enfermedad que es la segunda causa de ceguera no reversible en México y el mundo.

Se demostró que los  pacientes tienen más miedo por la pérdida visual que por la afectación de otros órganos o la amputación de algún miembro por coartar definitivamente el desarrollo profesional y económico y afectar la calidad de vida.

Las soluciones más contundentes abordan el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno, es prevenible si el paciente mantiene un control metabólico antes de que el grado de ceguera parcial sea irreversible ya que es frecuente en toda América Latina.

El gasto en salud desde el bolsillo de la familia o el paciente, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), representa más del 40 por ciento aun teniendo seguridad social, pues los especialistas mencionan que la falta de abasto en los servicios de salud por la falta de referencia a los hospitales de segundo y tercer nivel de atención.

Algunas veces las instituciones tienen protocolos poco adecuados que hacen que los medicamentos no funcionen de manera adecuada por no hacer una aplicación constante, lo que provoca que se pierda el efecto esperado. De manera oportuna se utiliza la fotocoagulación y si se encuentra un poco más avanzado pueden tratarse con antiangiogénicos.

El número de casos de diabetes y de retinopatía, van en aumento y los tratamientos no están disponibles en las principales instancias de salud mexicanas a excepción del ISSSTE aunque el abasto no es suficiente.

Mensaje a los médicos…

Para los médicos queda el mensaje de atender la diabetes de manera multidiscplinaria para evitar otras complicaciones pues la retinopatía es una enfermedad que puede ser benéfica al tener tiempo de acción para detenerla con ayuda del diagnóstico temprano, es importante seguir instruyéndose sobre la enfermedad.

Detectar la isquemia, una falla leve en la circulación que causa la proliferación ocular que  de no ser atendida a tiempo puede desencadenar hemorragias vítreas o desprendimiento de retina y en etapas más avanzadas eventos cerebro vasculares que pueden provocar la muerte. Dichos síntomas aparecen de 15 a 20 años después del diagnóstico.

Hemos trabajado para hacer conciencia en los médicos de primer contacto, pero el principal tema es que cuando el paciente tiene una falla en la visión, acude con el optometrista y no con el oftalmólogo, entonces es necesario que los optometristas también tengan esta capacitación porque aún llegan con visiones oportunas.

Acercamiento con las autoridades

Para informar a las autoridades de los contundentes resultados hemos contado con la presencia del doctor Francisco Navarro Reynoso, director de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud, quien ha estado al pendiente de este estudio y sus resultados.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies