• Martes, 21 de noviembre de 2017

El cáncer de pulmón es el mejor ejemplo de la Medicina de Precisión

El 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Pulmón y SEOM ha querido hacer un recorrido por los avances terapéuticos de la enfermedad

Avances terapéuticos en Cáncer de Pulmón

El cáncer de pulmón es el tumor con más alta incidencia y el que provoca el mayor número de muertes en el mundo, observándose en estas últimas décadas un claro incremento en mujeres y en no fumadores. La incidencia estimada del cáncer de pulmón en 2015 fue de 28.347 casos anuales y la estimada para el año 2025 será de un 20 por ciento más.

Sin embargo, el cáncer de pulmón también es uno de los tumores en los que más avances ha habido en cuanto a investigación, sobre todo en los dos últimos años.  Es por ello que la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), con motivo del Día Mundial de Cáncer de Pulmón que se celebra el 17 de noviembre, y recordando el lema de su campaña de concienciación creado en 2013 “En Oncología cada AVANCE se escribe con MAYÚSCULAS”, ha querido hacer un balance de los últimos hitos en el tratamiento de la enfermedad.

Así, desde SEOM se ha querido poner de manifiesto que el cáncer de pulmón es el mejor ejemplo de la Medicina de precisión. En concreto, estos dos últimos años la revolución terapéutica ha venido de la mano del mejor conocimiento de sus bases moleculares y por los avances terapéuticos y tecnológicos incorporados en el diagnóstico y el tratamiento.

Igualmente, en cuanto al diagnóstico, se ha mejorado su estadificación con la incorporación de recientes técnicas endoscópicas y de imagen. También se ha avanzado a nivel anatomopatológico y molecular con la utilización de nuevas herramientas para la determinación de biomarcadores, que identifiquen subgrupos de tumores con pronóstico diferente, y con el estudio de la interacción entre el tumor y su microambiente.

Más opciones terapéuticas

En cuanto a las opciones de tratamiento, la mayor personalización de la Medicina ha permitido contar con un mayor arsenal terapéutico. Así, en el tratamiento se está avanzado en sus diferentes estrategias: cirugía considerando procedimientos endoscópicos, radioterapia incluyendo técnicas de radiocirugía, quimioterapia incorporando el tratamiento de mantenimiento, y terapias dirigidas contra dianas moleculares con y sin biomarcador.

Pese a ello, la mayor revolución ha venido de la mano de la búsqueda de terapias que actúen específicamente contra dianas moleculares en pacientes con un determinado perfil genómico (biomarcadores) para conseguir una mayor eficacia, junto con el estudio de los mecanismos de resistencia que surgen intentándose también su bloqueo. Algunos logros ya se han conseguido (mutación EGFR, translocaciones ALK y ROS1), con desarrollo reciente de fármacos inhibidores tirosina quinasa de nueva generación que podrían ser más eficaces.

Por último, La inmunoterapia ha demostrado ya en ensayos clínicos que es eficaz en cáncer de pulmón (fármacos inhibidores de los controles inmunes: nivolumab y pembrolizumab en pacientes con expresión alta del marcador PD-L1; osimertinib en primera línea en progresión a TKI previo; y alectinib en primera y segunda línea expresando ALK) y existe un importante número de estudios en marcha para evaluar su potencial antitumoral en todos los estadios e histologías con diseños para múltiples escenarios clínicos con diferentes opciones terapéuticas, encontrándose pendiente la identificación de un claro biomarcador.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies