• Viernes, 19 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8178 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8178 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

El consumo habitual de lácteos reduce el riesgo de diabetes e hipertensión

Esta conclusión se extrae de un nuevo estudio del proyecto Di@bet.es que coordina el CIBERDEM

CIBERDEM

La diabetes y la hipertensión son dos de las patologías que más preocupan, ya que lejos de disminuir aumenta su incidencia, y el hecho de ser enfermedades silenciosas hace que no siempre se trate a tiempo a los pacientes. Sin embargo, cabe señalar que en muchos casos estas patologías son prevenibles, por lo que los expertos se centran no solo en su tratamiento, sino en evitar su aparición o disminuir el porcentaje de población afectada. En este sentido destaca un nuevo estudio llevado a cabo en el contexto del proyecto Di@bet.es que coordina el CIBERDEM, que ha demostrado que las personas que consumen productos lácteos de forma habitual tienen menos posibilidades de padecer diabetes e hipertensión y, por tanto, de desarrollar enfermedades asociadas.

Tal y como explica la coordinadora del mismo, Gemma Rojo Martínez, jefa de grupo en CIBERDEM, “a consecuencia de las cifras de hipertensión -un 39,9 por ciento- y de obesidad -un 26,6 por ciento- en España, pensamos en la necesidad de poner en marcha estrategias para reducir la presencia de estos por su predisposición a otras patologías relacionadas con enfermedades cardiovasculares crónicas, fallo cardiaco y muerte cardiovascular. En este sentido, “los resultados de esta investigación apuntan al efecto beneficioso del consumo de lácteos frente a la presencia de hipertensión y obesidad, lo cual podría contribuir a un mejor estado metabólico general y un menor riesgo cardiovascular”.

Cómo consumen lácteos los españoles

El estudio Di@bet.es, diseñado y promovido desde el CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha contado con la participación de investigadores y centros sanitarios de toda España. La fase transversal del estudio se realizó entre los años 2008-2010 y contó con la participación de más de 5.000 voluntarios de toda España mayores de 18 años.

Dada la importancia de la población estudiada, el proyecto también ha permitido establecer un mapa respecto a cómo es el consumo de lácteos de los españoles. La primera idea que señala Gemma Rojo es que “las mujeres consumen más leche, queso o yogures que los hombres, mientras que estos toman más lácteos azucarados como batidos o helados”. Igualmente, se señala que en el norte de España es donde se consumen más productos lácteos y que en el este del país es donde menos.

Cabe recordar que los lácteos forman parte de una dieta saludable, aportan proteínas de alto valor biológico, vitamina B12 y son la fuente más importante de calcio en la alimentación. El yogur y muchas variedades de quesos tienen bajos niveles de lactosa, por lo que estarían indicados en personas intolerantes a la misma.

Sobre sus efectos, el director de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional de Málaga, Gabriel Olveira, concluye que “aunque las grasas que contienen los lácteos son mayoritariamente saturadas, actualmente está en discusión su papel respecto a su asociación con las enfermedades crónicas, incluyendo cardiovasculares, diabetes, hipertensión y obesidad”.

De esta forma, la conclusión del estudio es que, en la población sana, la ingesta sea de 2-4 raciones de lácteos entra dentro de un patrón saludable de alimentación, incluso aunque no sean desnatados, aunque deben ser preferentemente no azucarados. Para personas con sobrepeso, obesidad o elevación de lípidos sí se recomendaría tomarlos en su versión semidesnatada o desnatada.