• Martes, 20 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 3117 [name] => Sensibilización central [slug] => sensibilizacion-central [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 3117 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 41 [filter] => raw [cat_ID] => 3117 [category_count] => 41 [category_description] => [cat_name] => Sensibilización central [category_nicename] => sensibilizacion-central [category_parent] => 1350 ) )

El dolor del paciente con sc es anodino y banal al principio, pero se vuelve crónico e invalidante

“Es importante diferenciar la sensibilización central del dolor neuropático”, afirma Ana Navarro, médica de Familia del CS Puerta del Ángel de Madrid

SC_Ana Navarro_Tipos de dolor

La sensibilización central se produce por una amplificación de la señal dolorosa dentro del sistema nervioso central que deriva en una hipersensibilidad al dolor. “Los cuadros dolorosos al principio son anodinos y banales, pero con el tiempo se cronifican y se vuelven invalidantes”, según ha explicado Ana Navarro Siguero, médica de Familia en el Centro de Salud Puerta del Ángel de Madrid.

La sensibilización central es la base de la fisiopatología de la fibromialgia, del síndrome de intestino irritable y del síndrome de fatiga crónica. Además, este trastorno aparece en un porcentaje de pacientes con artrosis, dolor lumbar crónico, cefaleas y dolor postquirúrgico, entre otros, como enumera la facultativa.

El dolor del paciente con sensibilización central es intenso y aparece incluso en reposo. Según Ana Navarro, también “es impredecible y desproporcionado al daño tisular, sordo y mal localizado, persiste incluso después de reparar la lesión o enfermedad que lo produjo. Disminuye la funcionalidad del paciente y empeora su calidad de vida. Frecuentemente se asocia a alteraciones del sueño, la ansiedad y la depresión”.

“En la exploración encontraremos hiperalgesia y alodinia ante múltiples estímulos, tanto en la zona de la lesión como en localizaciones alejadas de ella”, explica esta doctora.

Diferencias con el dolor neuropático

“Es importante diferenciar la sensibilización central del dolor neuropático. En este existe una lesión o enfermedad en el sistema somatosensorial, una causa médica (diabetes, herpes, zóster, cáncer…). La distribución del dolor y las alteraciones de la sensibilidad son neuro-anatómicamente lógicas. Es un dolor bien localizado, y el paciente lo describe como escozor, pinchazos, quemante y ‘relámpagos’.

Para ayudar al paciente a describir su dolor y para detectar la sensibilidad central, Ana Navarro comenta que existe el cuestionario Central Sensitization Inventory, adaptado al castellano,“pero por su complejidad es poco útil para utilizar en Atención Primaria”.

Respecto al tratamiento, “es característico que los pacientes con sensibilización central no respondan a los tratamientos habituales”, por lo que es habitual tener que combinar dos o más fármacos.