• Martes, 12 de diciembre de 2017

El estudio MapEA ve necesario mejorar la coordinación sociosanitaria en el manejo del Alzheimer y otras demencias

falta coordinación sociosanitaria en alzheimer

El proyecto “Mapa de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias” (MapEA) ha analizado, de forma observacional y descriptiva, el estado actual de los diferentes ámbitos de la atención y cuidado de las personas con deterioro cognitivo y demencia, un colectivo que está creciendo por el aumento de la esperanza de vida y por el progresivo envejecimiento de la población.

Las conclusiones del mismo, que cuentan con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), la Sociedad Española de Neurología (SEN), la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), certifica que actualmente no existe una coordinación entre los servicios sanitarios y sociales suficiente.

En concreto, la principal conclusión que se extrae del mismo es que el resultado más destacado es que, pese a la gran mejora en el diagnóstico y seguimiento de las personas con deterioro cognitivo y demencia, se constata que los planes específicos disponibles en las diferentes comunidades autónomas no se han llegado a implantar en su totalidad y precisan ser actualizados.

Otra de las claves de MapEA es que, en general, los recursos disponibles se consideran escasos y poco conocidos. Muchos de ellos pueden optimizarse en términos de gestión, organización, coordinación, formación e información de las personas implicadas. El análisis de los procesos asistenciales permite afirmar que existe un amplio margen de mejora en la reducción de los retrasos en el diagnóstico y en la facilitación de un mejor acceso a la atención temprana y a tiempo.

Inequidad entre las CC.AA

El informe MapEA , desarrollado con la asesoría técnica de Ascendo Consulting, ha contado con la participación de profesionales de todos los ámbitos socio-sanitarios que pueden intervenir en el cuidado del paciente con Alzheimer para revisar la situación de cada una de las Comunidad Autónomas, identificar las áreas de mejora y emitir recomendaciones con objeto de aumentar la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Así, se ha podido observar una gran heterogeneidad entre CC.AA en las  rutas asistenciales tanto de acceso al diagnóstico como del tratamiento y seguimiento de la enfermedad y que no todas las pruebas diagnósticas (como biomarcadores en líquido cefalorraquídeo, PET-FDG, PET de amiloide y resonancia magnética) están disponibles en las diferentes regiones. Toda esta información fue publicada en  la Revista Española de Geriatría y Gerontología el pasado 27 de octubre.

Por último, el estudio ha revelado que en España se dan las condiciones necesarias de disponibilidad de profesionales implicados y capacitados y de existencia de potenciales recursos diagnósticos y asistenciales para encarar este margen de mejora mediante la aprobación y el desarrollo de un Plan Nacional de Alzheimer, respaldado por un compromiso de voluntades políticas profundo y veraz, y que constituiría el marco idóneo para el desarrollo de estas posibilidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies