• Martes, 16 de enero de 2018

El farmacéutico del hospital tiene un papel clave en el empoderamiento del paciente crónico

empoderamiento del paciente

El envejecimiento de la población y la tendencia a la cronicidad están provocando que cada vez sean más las personas con enfermedades crónicas atendidas en los Servicios de Farmacia Hospitalarios. De esta forma, paralelamente ha surgido la necesidad de dotar al farmacéutico del hospital de estrategias que marquen las líneas de actuación de la atención al paciente crónico, para conseguir una mayor sostenibilidad del sistema.

Es por ello que desde la Sociedad Valenciana de Farmacia Hospitalaria (SVFH)  se ha organizado la jornada “Empoderamiento del paciente”, con el objetivo de ayudar al farmacéutico de hospital con herramientas orientadas a mejorar el abordaje de los pacientes con enfermedades crónicas, como es el caso de las enfermedades inmunomediadas.

Como recordaba Rosa Fuster Ruiz de Apodaca, presidenta de la SVFH, “los farmacéuticos hospitalarios, como el resto de profesionales de la salud, tenemos que adquirir competencias y formarnos para atender a una población cada vez más preparada para hacerse cargo de su salud y donde los movimientos asociacionistas de pacientes han alcanzado una importante relevancia”.

El papel del farmacéutico del hospital

Durante este evento, la formación para el farmacéutico del hospital se centró en orientarle en aspectos genéricos vinculados con el conocimiento básico de las ciencias psicosociales, como con el ejercicio práctico y concreto de la entrevista motivacional con el objetivo de que tenga un papel relevante en el empoderamiento del paciente.

Rosa Fuester añadía en este que evento que es importante que el farmacéutico del hospital cuente “con habilidades de comunicación efectiva, escucha activa, inteligencia emocional, empatía, entrevista motivacional, gestión de conflictos y negociación”. De esta forma recordaba que los farmacéuticos de hospital que desempeñan su labor en las Unidades de Atención Farmacéutica a pacientes externos prestan su asistencia directamente sobre las personas asistidas y, en ese sentido, han de estar preparados en destrezas psicosociales para poder ejercer, en esos encuentros personales con los pacientes, la atención farmacéutica motivadora hacia el compromiso del paciente con su propia responsabilidad personal en la gestión de su enfermedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies