• Jueves, 22 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6692 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6692 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

El LDLc, relacionado con mayor riesgo de hemorragia cerebral en las mujeres

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son mucho menos comunes que los accidentes cerebrovasculares isquémicos

Reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) disminuye el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, con un valor ideal de menos de 100 miligramos por decilitro (mg/dL). ¿Pero puede ser demasiado bajo? Un nuevo estudio encuentra que las mujeres que tienen niveles de colesterol LDL de 70 mg/dL o menos pueden tener más del doble de probabilidades de tener un accidente cerebrovascular hemorrágico que las mujeres con niveles de colesterol LDL de 100 a 130 mg/dL.

Los resultados del estudio se publican en la edición digital de este miércoles de la edición digital de la revista ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología. El colesterol LDL se llama colesterol malo porque puede provocar una acumulación de grasa en las arterias. El estudio también encontró que las mujeres con los niveles más bajos de triglicéridos, una grasa que se encuentra en la sangre, tenían mayor riesgo de ataque cerebral hemorrágico en comparación con aquellas con los niveles más altos de triglicéridos.

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son mucho menos comunes que los accidentes cerebrovasculares isquémicos, cuando el flujo de sangre se bloquea en el cerebro. También son más difíciles de tratar y, por lo tanto, tienen más probabilidades de ser mortales.

“Se usan ampliamente estrategias para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, como modificar la dieta o tomar estatinas, para prevenir las enfermedades cardiovasculares”, dice la autora del estudio Pamela Rist, del ‘Brigham and Women’s Hospital’ en Boston, Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología.

“Pero nuestro gran estudio muestra que, en las mujeres, los niveles muy bajos también pueden conllevar algunos riesgos. Las mujeres ya tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que los hombres, en parte porque viven más tiempo, por lo que es importante definir claramente las maneras de reducir su riesgo”, agrega.

El estudio involucró a 27.937 mujeres de 45 años o más que se inscribieron en el ‘Estudio de Salud de la Mujer’, que tenían mediciones del colesterol total, colesterol LDL, lipoproteína de alta densidad (HDL), que se conoce como colesterol bueno y triglicéridos, al inicio del estudio. Luego, los investigadores revisaron los registros médicos para determinar cuántas mujeres sufrieron un derrame cerebral.

2,2 veces más de probabilidades de derrame cerebral hemorrágico

Con un promedio de 19 años de seguimiento, los científicos identificaron a 137 mujeres que sufrieron un derrame cerebral. Nueve de cada 1.069 mujeres con colesterol de 70 mg/dL o menos, o 0,8 por ciento, sufrieron un derrame cerebral, en comparación con 40 de cada 10.067 mujeres con colesterol de 100 mg/dL hasta 130 mg/dL, o 0,4 por ciento.

Después de ajustar otros factores que podrían afectar al riesgo de accidente cerebrovascular, como la edad, el estado de fumador, la presión arterial alta y el tratamiento con medicamentos reductores del colesterol, los autores encontraron que aquellas con colesterol LDL muy bajo tenían 2,2 veces más probabilidades de tener un derrame cerebral con hemorragia.

Para los niveles de triglicéridos, los investigadores dividieron a las mujeres en cuatro grupos. Las mujeres en el grupo con los niveles más bajos presentaban niveles de ayuno de 74 mg/dL o más bajos, o niveles sin ayuno de 85 mg/dL o más bajos. Las mujeres en el grupo con los niveles más elevados registraban niveles de ayuno superiores a 156 mg/dL, o niveles sin ayuno superiores a 188 mg/dL.

Los investigadores encontraron que 34 mujeres de las 5.714 mujeres con los niveles más bajos de triglicéridos, o el 0,6 por ciento, sufrieron un derrame cerebral, en comparación con 29 mujeres de las 7.989 con los triglicéridos más altos, o el 0,4 por ciento. Después de ajustar otros factores que podrían afectar al riesgo, los autores detectaron que aquellas con los triglicéridos más bajos albergaban el doble de probabilidades de sufrir un derrame cerebral sangrante.

No se encontraron diferencias en el riesgo para el colesterol total o el colesterol HDL. “Los médicos deben controlar a las mujeres con colesterol LDL muy bajo o triglicéridos bajos para detectar otros factores de riesgo de apoplejía que pueden modificarse, como la presión arterial alta y el hábito de fumar, a fin de reducir su riesgo de apoplejía hemorrágica –dice Rist–. Además, se necesita investigación adicional para determinar cómo disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico en mujeres con LDL muy bajo y triglicéridos bajos”.

Una limitación del estudio fue que los niveles de colesterol y triglicéridos solo se midieron una vez al comienzo del estudio. Además, una gran cantidad de mujeres ya habían alcanzado la menopausia cuando se midieron esos niveles, lo que impidió que los científicos examinaran si el estado de la menopausia puede influir en la relación entre los niveles de colesterol y triglicéridos y el derrame cerebral sangrante.