• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3750 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3750 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

El mesotelioma y el timoma tienen mejor respuesta a la terapia multimodal

Se trata de una combinación de cirugía citoreductora para extirpar el tumor y radioterapia y quimioterapia antes o después de esta

osimertinib

La cirugía citoreductora de la patología maligna pleural es una modalidad de tratamiento quirúrgico que tiene como objetivo extirpar por completo el tumor visible (técnicamente, una resección macroscópica del tumor), tanto si se trata de un tumor primario de la pleura, llamado mesotelioma, como si se trata de la extensión de un tumor que se origina en otra parte del cuerpo, como por ejemplo un timoma, que nace en el timo, una glándula que se encuentra debajo del pecho y que produce los linfocitos, células que se encargan de la defensa del organismo. La realización de esta misma, en combinación con tratamientos de radioterapia y/o quimioterapia, es lo que se conoce como terapia multimodal, y se está posicionando como la mejor estrategia terapéutica para atacar los tumores malignos de la pleura, en particular el mesotelioma y el timoma en fase avanzada.

Así lo da a conocer Josep Belda Sanchís, cirujano torácico y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, que explica que si bien “a veces no se consigue una eliminación de todo el tumor, sino que quedan focos microscópicos del mismo”, la combinación con estos otros tratamientos consigue “un beneficio terapéutico en términos de prolongación de la supervivencia de los enfermos”.

Asimismo, el experto añadía que “además de la terapia multimodal, la clave del éxito terapéutico en este tipo de tumores radica en que el equipo médico haga una buena selección de los enfermos, de manera que solo se intervenga a aquellos en los que las pruebas de imagen preoperatorias permitan prever que esta resección macroscópica será completa”.

Tumores poco frecuentes

En cuanto a las propias patologías, el mesotelioma es un tumor poco frecuente que se origina a partir de las células mesoteliales pleurales así como de otras partes del cuerpo como el peritoneo, la túnica vaginal o el pericardio. Pero en el 80 por ciento de los casos se origina en la pleura. De ahí que se le denomina mesotelioma pleural. Su causa principal y más conocida desde los años 60 es la exposición laboral al asbesto o el amianto, aunque también tiene otras causas.

Por su parte, el timoma es un tumor de crecimiento lento que se origina en la glándula del timo y, desde ésta, se disemina hacia la pleura. A diferencia del mesotelioma, es de causa desconocida y no se ha asociado a factores de riesgo bien identificados. Aparece entre la cuarta y quinta década de la vida y afecta por igual a hombres y mujeres.