• Miércoles, 24 de abril de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3549 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3549 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

La Sociedad Española de Patología Dual celebra que Sanidad vuelva a estudiar la financiación de los tratamientos para el trastorno por tabaco

Se planteó en el último Interterritorial

mortalidad por cáncer de pulmón

En el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud,  se abordó volver a abrir el estudio sobre la opción de incluir los tratamientos para el trastorno por uso de tabaco en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. Cabe recordar que esta medida ya ha sido objeto de debate en otros gobiernos, pero no ha terminado de materializarse.

Así, la decisión de analizar de nuevo la viabilidad de la medida y su coste-efectividad ha sido especialmente aplaudida por la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), ya que según afirman, uno de cada dos cigarrillos es comprado por personas con enfermedad mental y la adicción al tabaco, como cualquier otra adicción, es un trastorno mental en sí mismo.

De hecho, insisten en que la adicción al tabaco es la principal causa de muerte en las personas con trastornos mentales. Por lo tanto, los especialistas de la SEPD abogan por que la adicción al tabaco sea tratada como otras enfermedades mentales y, en esta línea, reclaman la financiación de los tratamientos para dejar de fumar.

Tabaco y patología dual

En cuanto a la relación del tabaco con la patología dual, los especialistas relatan que el tabaco vehiculiza la nicotina, cuyo efecto en el cerebro humano está ejercido por el sistema colinérgico/nicotínico. Este sistema de señalización del cerebro está implicado en el funcionamiento mental y es disfuncional en las personas con trastornos mentales. Todo ello explica la incidencia más elevada de la adicción al tabaco en personas con otro trastorno mental, situación clínica que se denomina patología dual.

Asimismo, desde SEPD apuntan a que los estudios realizados en pacientes con trastorno mental, tanto ingresados como en régimen ambulatorio, revelan que el interés que tienen por dejar de fumar es similar al de la población general, pero que las dificultades que les impiden alcanzar su objetivo son mucho mayores, entre ellas, el coste económico no financiado de los tratamientos.

De esta forma, los expertos de la SEPD defienden que los tratamientos farmacológicos y las terapias conductuales, en ese orden, contra la adicción al tabaco y que han demostrado eficacia formen parte del abordaje integral de estos pacientes con patología dual.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies