• Jueves, 23 de mayo de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1489 [name] => Área cardiometabólico [slug] => area-cardiometabolico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1489 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 277 [filter] => raw [cat_ID] => 1489 [category_count] => 277 [category_description] => [cat_name] => Área cardiometabólico [category_nicename] => area-cardiometabolico [category_parent] => 1350 ) )

El nivel de riesgo cardiovascular debe contemplarse en el conjunto de los factores que presenta cada individuo

corazón

Los factores de riesgo cardiovascular son los parámetros que se consideran para poder valorar el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular. Se tienen en cuenta como punto de partida para cualquier argumentación con las personas a las que se les ha medido los factores de riesgo cardiovascular.

En España, los factores de riesgo cardiovascular (FRCV) presentan una alta prevalencia, igual o superior a la del resto de países de nuestro entorno europeo, con tendencia a aumentar y el control de los mismos es, en general, subóptimo. En el ámbito clínico, y en las consultas de Atención Primaria en particular, deben realizarse las actividades preventivas y de detección temprana (cribado) de los FRCV que están bien establecidas por la evidencia científica. El tabaquismo debe ser abordado y tratado con decisión, más aún en el contexto legislativo actual favorable. La medición del riesgo cardiovascular facilita la toma de decisiones en la práctica clínica, pero no debe sustituir al juicio clínico, dadas las limitaciones de los métodos de cálculo disponibles.

Menos riesgo

La reducción del riesgo cardiovascular total es el objetivo del tratamiento. La mortalidad cardiovascular es alta en las personas con tolerancia alterada a la glucosa, glucemia basal alterada o diabetes, y la mayoría requerirá una intervención más intensiva. Los cambios en los estilos de vida y las intervenciones farmacológicas deben ser consideradas complementarias. La intensidad de la intervención recomendada depende del nivel del riesgo.

El alto riesgo cardiovascular es la probabilidad que tiene un individuo de sufrir una enfermedad cardiovascular dentro de un determinado plazo de tiempo y esto va a depender fundamentalmente del número de factores de riesgo que estén presentes en un individuo. Tienen un RCV muy alto (>7%) clínicamente determinado las personas que han presentado un evento cardiovascular previo, como angina o IM, AIT, AC o EVP;  los que tienen hipercolesterolemia familiar (FH), hiperlipemia familiar combinada (FCH) y Apo B 100 defectuosa familiar, las personas con diabetes y nefropatía manifiesta (cociente albúmina/creatinina>300 mg/g) y personas con insuficiencia renal crónica, los que tienen antecedentes familiares de ECV prematura y los que presentan niveles bajos de HDL colesterol y elevados niveles de triglicéridos.

Objetivo a alcanzar

Los objetivos de los niveles de lípidos deberían individualizarse para cada persona de acuerdo a su RCV. A veces es difícil alcanzar el nivel óptimo y en esos casos la mejora simultánea de varios factores de riesgo es una opción mejor que la persecución agresiva de pequeñas reducciones del colesterol. El nivel de un factor de riesgo en un individuo debería ser siempre interpretado en el contexto de su riesgo cardiovascular total. A las personas con riesgo cardiovascular alto (5%) se les debe prescribir, junto con los cambios en el estilo de vida, la medicación precisa para controlar globalmente sus factores de riesgo. La intensidad del tratamiento será mayor en función de la elevación del riesgo.

Hay que tener en cuenta que para una reducción de LDL colesterol de 1,0 mmol/l, el riesgo de episodios de enfermedad isquémica coronaria fue reducido en un 11% en el primer año de tratamiento, 24% en el segundo año y 33% en los años tercero a quinto y en un 36% más adelante.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores Ricardo Moya, Marcelino López, Catalina Cárdenes, Juan Ramón Peraita, Eduard Asdrúbal del Rosario y Jorge Orihuela de la Cal, de Telde; José Antonio Pérez Vargas, de Laujar (Berja), Mario Pedrosa Sánchez, de Huercal Overa; Julián Gómez Ojeda, de Vicar; Miguel Aguirre Ferrite, de Dalias (Berja); José Guerrero Sánchez, de Nijar, y José Medina Díaz, de Las marinas (Roquetas Norte); Raul Carretero García, María Martos Román, Antonio Zafra Martínez, Antonio Martínez Sánchez y Eva Felisa Sánchez Jiménez, del Centro de Salud de Almuñecar, y Mónica Delgado Ortega, Rafael Palomares Ortega, Juan Antonio Paniagua González, Elías Romo Peñas y Ángela María Montijano Cabrera, del Hospital Universitario Reina Sofía.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies