• Martes, 16 de enero de 2018

El País Vasco ya ha hecho interoperable la e-Rezeta

Los pacientes de Osakidetza ya podrán retirar sus fármacos en cualquier CC.AA que también tenga receta electrónica

e-Rezeta

El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón Sierra, ha comparecido en rueda de prensa ofrecida en Vitoria-Gasteiz junto al director de Farmacia del Departamento de Salud, Iñaki Betolaza, para informar de que ya está operativa la e-Rezeta.

De esta forma, los  pacientes de Osakidetza podrán ya retirar su medicación en las farmacias de otras CC.AA en las que la Receta Electrónica sea interoperable (todas, con excepción de Madrid, Andalucia y Baleares, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla); y los pacientes de estas mismas comunidades también podrán retirar sus medicamentos en el País Vasco.

Se cumple así el compromiso adquirido por el consejero de Salud al inicio de la legislatura de que la interoperabilidad de la receta electrónica fuera una realidad a finales de 2017, puesto que desde el pasado 22 de Diciembre Euskadi está ya certificado en el Sistema de Interoperabilidad de Receta Electrónica estatal.

Asimismo, se ha implementado el procedimiento sobre interoperabilidad en la e-Rezeta, y realizado satisfactoriamente las pruebas de funcionamiento con el resto de CCAA, tanto desde el punto de vista de emisores de recetas dispensables en las farmacias del resto del Estado, como desde el punto de vista de receptores de recetas dispensables en las oficinas de farmacia vascas.

Las ventajas de la e-Rezeta

La ya implantada e-Rezeta, además de permitir el acceso electrónico a la prestación farmacéutica en cualquiera de las CCAA adheridas, tiene diferentes ventajas. Entre ellas, Darpón y Betolaza enumeraban algunas como el hecho de que favorece un uso adecuado y racional del medicamento; agiliza el acceso y evita visitas innecesarias a los centros de salud; descarta las pérdidas de la receta; hace innecesario el acopio de medicamentos por un periodo prolongado y aumenta no solo la comodidad, sino sobre la seguridad.

Por ello, el consejero aseguraba que “no se trata de una mera innovación tecnológica”, sino que, “de facto, la receta electrónica interoperable mejora la prestación farmacéutica y la asistencia sanitaria a nuestra población”.

Igualmente, Jon Darpón añadía que con la integración de la e- Rezeta en el proyecto de interoperabilidad, “damos un paso importante en la consecución de uno de nuestros principales retos: la transformación digital de nuestro sistema sanitario, en aras de una prestación eficiente de los servicios sanitarios públicos que redunde en una mejora de la calidad de vida de las personas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies