• Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6093 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6093 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

El peso afecta al riesgo de sufrir enfermedades gripe o enfermedades similares

Los médicos deben tener en cuenta el índice de masa corporal de un paciente al evaluar el riesgo de desarrollar gripe y decidir sobre un posible tratamiento

Un nuevo estudio ha demostrado que los adultos con bajo peso o con obesidad mórbida tienen un riesgo elevado de ser hospitalizados con gripe o enfermedades similares debido al virus de la influenza u otros parecidos.

El estudio observacional ha incluido a 4.778 pacientes hospitalizados y ambulatorios de México con enfermedades similares a la gripe, es decir, un diagnóstico médico de posible gripe u otra enfermedad que causa una serie de síntomas comunes, como fiebre, escalofríos, malestar, tos seca, pérdida de apetito, dolores corporales y náuseas.

Un total de 778 de los pacientes (16,3 por ciento) dieron positivo para la gripe, 2.636 (55,2 por ciento) para otros patógenos virales respiratorios y 1.364 (28,5 por ciento) no tuvieron virus respiratorios aislados. Los adultos con gripe tenían más probabilidades de ser hospitalizados si tenían bajo peso, eran obesos u obesos mórbidos en comparación con los adultos de peso normal.

Los adultos obesos con el subtipo H1N1 de la gripe tuvieron un aumento de seis veces en las probabilidades de hospitalización en comparación con los de los subtipo H3N2 y B, en comparación con los adultos de peso normal. En los adultos con coronavirus, metapneumovirus, parainfluenza y rinovirus, los participantes con bajo peso tenían más probabilidades de ser hospitalizados en comparación con los adultos de peso normal. La enfermedad de tipo gripal por cualquier causa tuvo una asociación similar pero menos pronunciada entre el bajo peso o la obesidad mórbida y la hospitalización.

Según han concluido los investigadores, del National Institute of Allergy and Infectious Diseases de Estados Unidos y varios centros mexicanos, entre ellos el Instituto Nacional de Pediatría, el riesgo de sufrir alguna de estas enfermedades siguió una curva en forma de ‘U’, donde las personas en ambos extremos tenían más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave parecida a la gripe en comparación con las personas con peso normal.

Los hallazgos indican que los médicos deben tener en cuenta el índice de masa corporal (IMC) de un paciente al evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad grave parecida a la gripe y decidir sobre un posible tratamiento.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies