• Viernes, 25 de mayo de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7253 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7253 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

El Sindicato Médico de Cataluña se alinea con Salud contra el “apartheid sanitario”

El Gobierno catalán seguirá dando atención a las 114.000 personas que podrían verse afectadas por la suspensión del TC de la Ley autonómica que esquivaba la medida

Medicos_alinea_Goberno_universalidad

El Sindicato Médico de Cataluña (MC) ha dado su decidido apoyo a la decisión adoptada por el Departamento de Salud del Ejecutivo catalán de seguir ofreciendo asistencia sanitaria a las 114.000 personas que se encuentran en situación irregular y que tras la suspensión cautelar del Tribunal Constitucional  de la ley catalana de universalización sanitaria quedarían sin prestaciones médicas.

Como ha publicado EL MÉDICO INTERACTIVO en distintas ocasiones, el Gobierno Central aprobó en 2012 un decreto de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), por el cual las personas “sin papeles” solo podrán recibir asistencia de urgencia por enfermedad grave, por embarazo, parto o postparto.

La central médica se alinea con Salud porque entiende que  la salud es un derecho para toda la ciudadanía “donde no caben exclusiones”, al tiempo que muestra su rechazo a la decisión del TC de dejar sin validez la Ley aprobada en el Parlamento de Cataluña. La resolución llega después de que este órgano colegiado haya admitido a trámite el recurso de inconstitucional presentado a finales de marzo por el Gobierno español.

Desde la central médica catalana consideran que la restricción sanitaria que lleva a cabo el Ejecutivo de Mariano Rajoy vulnera el derecho a la protección de la salud que viene recogido en la Constitución española, al tiempo que se salta el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidad. En esta misma línea, continúan explicando desde MC, la medida vulnera la Carta Social Europea que exhorta a los Estados mientras del Conejo de Europa “a velar para que toda persona que no cuente de recursos suficientes pueda contar con una asistencia adecuada”.

La organización médica piensa que la exclusión de la Sanidad pública del colectivo “sin papeles” es “éticamente indefendible”, ya que defenestra los derechos fundamentales de la personas en situaciones más desfavorecidas.

Por otro lado, el Sindicato Médico de Cataluña sostiene que el argumento de ahorro económico mantenido por el Ejecutivo Rajoy como justificación del recorte sanitario, no es tal, “más bien todo lo contrario, puede resultar mucho más costoso tanto a nivel humano como económico”, han explicado EL MÉDICO INTERACTIVO fuentes sanitarias.

Desobediencia al Constitucional

Y es que si a los inmigrantes se les deniega la atención en los centros de salud de Atención Primaria (AP) recurrirán a los servicios de Urgencia, y lo harán en ocasiones “con la enfermedad más evolucionada por lo que precisará tratamientos más agresivos y más caros para el SNS”. Por otro lado, “este apartheid sanitario puede generar un problema grave de salud por la propagación de dolencias infecciosas, que incrementarán la factura sanitaria”, subrayan los médicos catalanes.

La directora de Atención Sanitaria del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) de la Generalitat, Cristina Nada, ha adelantado que el sistema catalán continuará prestando la atención a todos los ciudadanos pese a la suspensión de la Ley de universalidad de la atención sanitaria.

Desde el Gobierno catalán consideran “irresponsable” el real decreto de Rajoy contra la norma catalana trataba de revertirla, ya que expulsa del SNS a personas en situación  irregularidad administrativamente, afectando además a la Salud Pública.

Plan de choque a las listas de espera

De otro lado, Sindicato Médico de Cataluña ha criticado que un año después de haberse aprobado el Plan de Choque frente a las listas de espera, con un presupuesto de 57 millones de euros, el departamento de Salud no ha conseguido rebajar las mismas a los ratios que se habían marcado

Cuando el plan se inicio, impulsado por el exconsejero Toni Comín,  el número de pacientes que esperaban para ser intervenidos quirúrgicamente era de 164.103, un escaso 0,4 por ciento menos que a finales de 2016.  Un porcentaje aún está muy lejos de la reducción prometida del 10 por ciento.

Comín se marcó dos objetivos más dentro del programa de contingencia de las listas de espera: disminuir un 50 por ciento las demoras para las primeras visitas al especialista y otro 50 por ciento el tiempo de espera medio para las pruebas diagnósticas. Según los datos disponibles del Servicio Catalán de Salud, en el último año se ha logrado rebajar el 37,5 por ciento la espera para visitar el especialista, que ha pasado de 152 a 95 días. Así, los pacientes esperan menos, pero, en el último trimestre de este año.

En cuanto a las esperas para una prueba diagnóstica, la demora se ha rebajado un 42,3 por ciento, porcentaje que se aproxima al 50 por ciento, lo prometido por el exconsejero Comín. A finales de 2016, un paciente tenía que esperar 85 días de media para hacerse una prueba diagnóstica y ahora, 49 días.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies