• Miércoles, 17 de julio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8173 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8173 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

El uso de lenguas electrónicas voltamétricas permite la detección precoz del cáncer de vejiga

El sistema es fruto de la colaboración entre investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS-La Fe) y el CIBER-BBN

cáncer de vejiga

Actualmente, la cistoscopia y la citología urinaria son las pruebas actuales más utilizadas para el diagnóstico y el seguimiento del cáncer de vejiga. Sin embargo, por un lado, la citología urinaria tiene baja sensibilidad en la detección de tumores de grado bajo, y por otro, la cistoscopia es invasiva, de coste elevado, y su resultado es operador-dependiente. En este sentido, una nueva investigación conjunta de la Universidad Politécnica de Valencia, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS-La Fe) y el CIBER-BBN ha diseñado un nuevo sistema de detección precoz par este tipo de patologías. El método está basado en el uso de lenguas electrónicas voltamétricas, una tecnología de bajo coste, cuya aplicación podría contribuir a detectar la patología en sus fases más tempranas, con una pequeña muestra de orina.

Cabe recordar que según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en España se diagnostican unos 12.200 casos anuales de cáncer de vejiga; 357.000 en todo el mundo. La incidencia en nuestro país es de las más altas del mundo; es el cuarto tumor más frecuente en hombres, tras los de pulmón, próstata y colorrectales.

Un mayor porcentaje de aciertos

Las lenguas electrónicas son sistemas analíticos que ofrecen información que puede relacionarse con compuestos específicos presentes en una muestra o con una cualidad de la muestra que se estudia. Permiten la clasificación de muestras complejas mediante la caracterización de sus parámetros fisicoquímicos y tienen aplicaciones en el análisis de alimentos, calidad del agua, vinos, explosivos y biofluidos para la detección de enfermedades.

Según Mª Carmen Martínez Bisbal, investigadora del CIBER-BBN, “los resultados preliminares de este estudio, con un 75 por ciento de tasa de aciertos, indican que las formas de onda de corriente inducidas en orina mediante voltametría de pulsos podrían permitir, con un procesamiento adecuado de los datos, el diagnóstico no invasivo en el seguimiento de pacientes de cáncer de vejiga”.

Además, el procesamiento de las señales puede realizarse inmediatamente mediante un ordenador personal, con lo que los resultados son instantáneos y su aplicación reduciría así los tiempos de espera del diagnóstico.