• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8359 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8359 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

El Vall d’Hebron logra reducir en un 64% el reservorio del VIH con un fármaco

El estudio abre la posibilidad de diseñar nuevas estrategias

Vall d'Hebron

El Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y del Hospital Vall d’Hebron, en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona, ha identificado por primera vez una diana celular para tratar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) mediante la aplicación de un fármaco que ha logrado reducir el reservorio celular de la enfermedad en un 64 por ciento.

El estudio ‘in vitro’, con células de más de 80 pacientes, ha consistido en la activación del reservorio del VIH en los linfocitos T CD4 +, las células en las que el virus se encuentra latente y en las que el tratamiento antirretroviral “no tiene efecto”, ha apuntado María José Buzón, responsable del estudio, cuyos resultados se han publicado en la revista ‘Nature Communications’.

Al reactivar el virus, los investigadores han observado que las células del reservorio expresan la molécula CD20, y los resultados del estudio constatan que el fármaco ‘rituximab’ ataca estas moléculas y permite reducir el reservorio celular.

Aunque el fármaco usado no se contempla como tratamiento, el interés por caracterizar estos reservorios virales se encuentra en la posibilidad de diseñar nuevas estrategias, y se cree que su eliminación puede ser “una forma de curar a los pacientes con VIH”, ha señalado Buzón.

Según ha explicado, el principal problema de ‘rituximab’, un anticuerpo monoclonal usado para tratar distintos tipos de cáncer, es que elimina tanto las moléculas CD20 expresadas por las células con VIH reactivadas, como las expresadas por otras células sanas del cuerpo.

Hasta el momento se han usado fármacos que ya se utilizan en la clínica para tratamientos oncológicos y que se sabe que son capaces de identificar la molécula CD20.

Nueva línea de actuación

El siguiente paso es crear nuevos fármacos que reconozcan específicamente las células que expresan esta molécula y que son reservorio, y los resultados del estudio muestran una “nueva línea” de actuación, según el médico del Servicio de Enfermedades Infecciosos del Vall d’Hebron, Adrià Curran.

Los investigadores han rechazado el uso de fármacos como el ‘rituximab’ -que califican de tóxicos y pensados para tratar enfermedades graves- como primera opción para personas “sanas” que no presentan otras patologías, como los pacientes con VIH.