• Domingo, 25 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 6783 [name] => Dolor crónico [slug] => dolor-cronico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 6783 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 24 [filter] => raw [cat_ID] => 6783 [category_count] => 24 [category_description] => [cat_name] => Dolor crónico [category_nicename] => dolor-cronico [category_parent] => 0 ) )

En España no hay riesgo de epidemia de opioides como ocurre en EE. UU.

El sistema de prescripción español es mucho más garantista que el americano

epidemia

En los últimos 10 años el consumo de opioides en España ha crecido más de un 80 por ciento. En Atención Primaria es habitual el manejo de opioides menores, y es menos frecuente el de opioides potentes. En general, los médicos recurren a la EVA para prescribir un tratamiento adecuado para el dolor, especialmente el dolor crónico no oncológico, y consideran preferible comenzar por la dosis mínima e ir aumentando la medicación para asegurar la adherencia al tratamiento.

En cualquier caso, los facultativos no ven factible que en un futuro cercano, en España, exista riesgo de que se reproduzca el problema de adicción a los opioides que se está viviendo en EE. UU., donde aparte de uso de medicación ilegal, los pacientes pueden acumular recetas visitando distintos médicos y distintas especialidades. En España el sistema controla y vigila tanto la dispensación como el consumo de analgésicos.

El aumento de prescripción de opioides en España se debe a diversos factores, como el envejecimiento de la población, el incremento del arsenal terapéutico, una mayor información y formación por parte de los profesionales sanitarios y los pacientes, y la reducción de los efectos secundarios.

Adicción al bienestar

En ocasiones muy puntuales, un paciente puede engancharse no tanto al opioide, sino al bienestar que le ofrece el medicamento. En todo caso, el riesgo de sobreprescripción de opioides en España es mínima, ya que la formación en dolor es bastante buena, y los médicos tienen mucha precaución en la elección del tratamiento en función de las circunstancias del paciente. Además, los controles administrativos frenan el abuso de opioides, algo que no ocurre en EE. UU. En España, hay bastante control, incluso ahora que no es necesario pedir una receta específica para los estupefacientes.

reunion_dolor_valencia_Grunenthal

Epidemia de opioides vs epidemia de dolor crónico

¿Seguirá aumentando el uso de opioides en España y Europa? La tendencia marca que sí; de hecho, hay opiniones que dicen que en la actualidad la dosis de opioides con frecuencia es subóptima. Por desconocimiento, algunos médicos todavía tienen miedo de recetar opioides, porque se asocia al tratamiento de pacientes en situación terminal y también por el control de sus posibles efectos secundarios.

Los médicos consideran que la epidemia de dolor crónico en España es superior a la epidemia de opioides. En la actualidad, este síntoma es una de las causas de consulta más frecuente en Atención Primaria. Hay más dolor porque la sociedad ha envejecido, actualmente, el envejecimiento de la población va ligado a menor tolerancia al dolor, ya que se relaciona directamente la calidad de vida y la intensidad de dolor. El factor psicosomático afecta a la percepción del dolor, y la ansiedad está directamente relacionada con este síntoma. En este sentido, los facultativos consideran que sería necesaria una mayor formación de la población.

Podríamos concluir que la realidad de EE. UU. y España respecto al uso de opioides no se podría comparar, ya que la formación en dolor de los profesionales, así como el seguimiento del sistema, tanto del paciente como de las prescripciones, hacen muy difícil que este abuso de opioides de prescripción médica se pueda producir.

 

Han participado en la elaboración de este artículo los Dres. Gonzalo Carles Hueso, Marián Gilberte García, Mari Carmen González Coronado, Juan Gomis Ferraz y José Luis Tamayo Marín, médicos del Equipo de Atención Primaria (EAP) en la Comunidad Valenciana.