• Lunes, 11 de diciembre de 2017

Enfermedades congénitas son 95 por ciento prevenibles, según las OMS

Intensificar campañas de prevención y detección puede ayudar a los médicos a tomar decisiones acertadas para tratar a estos pacientes y evitar mortalidad

Las anomalías congénitas son un conjunto de patologías que alteran la estructura anatómica, fisiológica, los procesos del metabolismo, crecimiento y desarrollo de los fetos y neonatos, la cardiopatía congénita, pie equinovaro, espina bífida y el síndrome de labio o paladar hendido son enfermedades prevenibles en un 95 por ciento de los casos si se diagnostican oportunamente, esto de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mortalidad infantil tiene una tendencia entre el 2 y 3 por ciento en neonatos vivos y afecta entre el 15 y 20 por ciento por muerte fetal, es de suma importancia la capacitación de los médicos obstétricos para analizar cada caso de manera oportuna.

Es importante intensificar las campañas de prevención, detección y tratamiento de las patologías congénitas en recién nacidos y ofrecer a las madres atención oportuna y de calidad antes, durante y después del parto para incrementar dignas condiciones de vida.

La diputada Melisa Torres Sandoval expresó en entrevista que uno de los grandes temores para cualquier mujer embarazada es saber si el bebé está en riesgo de padecer algún tipo de malformación que le impida tener una vida plena y saludable.

Destacó también destacó que para detectar a tiempo estas enfermedades, los médicos recomiendan realizar un seguimiento puntual de la salud de la madre antes y durante la gestación, toda vez que pueden ayudarla a prepararse para tratar adecuadamente a un recién nacido enfermo o incluso corregir ciertos problemas antes del nacimiento del bebé.

Las pruebas de Tamiz en recién nacidos son un protocolo por laboratorio que deben cumplir todas las unidades médicas del sector salud y es tan sencilla como tomar una gota de sangre del pie del recién nacido entre el tercer y el quinto día de nacido y los resultados deben ser informados a la brevedad a la madre.

Se puntualizó que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la cobertura de detección cada año se ha mantenido por encima del 95 por ciento de los recién nacidos en lo que va del sexenio, en los que se han detectado más de cuatro mil 500 niños con alguna de estas enfermedades, lo cual ha permitido el inicio de tratamiento y control oportunos.

Los bebés con anomalías de nacimiento a menudo necesitan cuidados especiales e intervenciones médicas para sobrevivir y desarrollarse bien, situación que en la mayoría de los casos implica altos costos para las familias. Por ello, no sólo es indispensable hacer un llamado a la realización de pruebas de diagnóstico, sino a llevar un estilo de vida saludable, la intervención desde la concepción es vital para tener niños sanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies