• Martes, 12 de diciembre de 2017

Entre el 15 y el 25% de la población puede sufrir alguna reacción a la medicación

En la mayoría de los casos deriva en una reacción alérgica, que según los casos deberá ser tratada con un proceso de desensibilización al medicamento

reacción a medicamentos

Durante la Reunión de Avances en Desensibilización a Medicamentos, que reúne a más de 160 alergólogos de 17 países en Barcelona,  además de contar con la visión multidisciplinar de oncólogos, farmacéuticos, diplomados en enfermería y gestores económicos, se ha debatido sobre los avances en el diagnóstico de la alergia medicamentosa y la mejora en los procedimientos de desensibilización, para avanzar a la reacción a medicamentos.

En estos casos, lo más frecuente es que el especialista recomiende al paciente que evitar el contacto con el fármaco causante de la reacción y extender esta precaución al grupo de medicamentos relacionados, buscando alternativas seguras de tratamiento.

Pese a ello, tal y como explicaba en este contexto Arantza Vega, alergóloga del Hospital Universitario de Guadalajara, en algunos casos no es posible tratar con otro medicamento u otra familia alternativa, por lo que la solución pasa por “inducir de forma temporal una tolerancia al fármaco causante de la alergia, permitiendo así tratar adecuadamente a los pacientes con medicamentos a los que previamente habían mostrado una reacción de hipersensibilidad”.

En concreto, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC),  ha desvelado que, tras la rinoconjuntivitis y el asma, la reacción a medicamentos constituye el tercer motivo de consulta más frecuente al alergólogo.  Aportando cifras, se calcula que entre el 15por ciento y el 25 por ciento de la población puede sufrir alguna reacción a la medicación. En la mayoría de los casos, esta derivará en una reacción alérgica al fármaco.

El proceso de desensibilización

En los casos en los que sea necesario optar por la desensibilización, el procedimiento a seguir se basa en administrar dosis progresivas de un fármaco, hasta alcanzar la dosis terapéutica para que el paciente pueda recibir el medicamento al que es alérgico.

Para ello es vital contar con expertos en esta práctica clínica en el servicio de Alergología, ejemplo de ello era la presencia en este evento de Enrique Martí, profesor de Alergología e Inmunología Clínica de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y coordinador de la Unidad de Desensibilización del Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Para concluir, Mariana Castells, catedrática de la Universidad de Harvard y directora del Programa de Desensibilización a Fármacos del Brigham and Women’s Hospital de Boston, hacía hincapié en “la necesidad de extender la implantación de estos procedimientos de forma rutinaria en todos los sistemas de salud, a nivel nacional e internacional por su alto valor para la supervivencia de muchos pacientes”, para mejorar en las consecuencias de la reacción a medicamentos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies