• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6810 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6810 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Es preciso medir la presión aórtica en pacientes con hipertensión resistente

Diferencias grandes en la presión arterial entre el brazo y la aorta están asociadas con una mayor incidencia de enfermedades cardíacas en la población general

presión arterial

Una medición de la presión arterial central en personas con hipertensión difícil de tratar podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca mejor que las lecturas tradicionales, según una investigación preliminar presentada en Sesiones Científicas de Hipertensión 2019 de la American Heart Association.

Los investigadores encontraron que la medida de la presión sanguínea central, también llamada amplificación de la presión sanguínea, que se mide en la aorta, puede reflejar con mayor precisión el riesgo de enfermedad cardíaca en personas con presión arterial alta resistente al tratamiento según los hallazgos de su estudio.

“Observamos específicamente a personas cuya presión arterial alta es resistente al tratamiento, lo que significa que las lecturas de presión arterial del brazo de los pacientes permanecen fuera de control a pesar de que el paciente toma medicamentos para la presión arterial alta”, afirma Badhma Valaiyapathi, de la Universidad de Alabama en Birmingham y autora principal del estudio.

Los investigadores estudiaron pacientes adultos con presión arterial alta, incluidos algunos con presión arterial alta difícil de tratar. La presión arterial y la del pulso se midieron utilizando el método tradicional del brazo, así como la medida de la onda de pulso, para medir la presión arterial central cuando el corazón está bombeando.

Según las mediciones, los pacientes se clasificaron en tres grupos: presión arterial controlada no resistente; presión arterial controlada y resistente; y presión arterial resistente no controlada. La amplificación de la presión arterial se calculó como la diferencia entre las dos medidas.

La mayor amplificación de la presión arterial se encontró en pacientes con presión arterial alta resistente no controlada. La amplificación de la presión arterial más baja se observó entre los pacientes que estaban en la categoría no resistente controlada, lo que explica por qué la gravedad del riesgo tiende a ser más alta entre algunos adultos que tienen presión arterial alta no controlada y son resistentes a ciertos medicamentos, según Valaiyapathi.

“Los hallazgos implican que la amplificación de la presión arterial y la presión del pulso sigue siendo alta en pacientes con hipertensión resistente, independientemente del control de la presión arterial, afirma. Esto significa que sus arterias son más rígidas que los pacientes con presión arterial controlada, y que tienen problemas en sus vasos que conducen a enfermedades cardíacas a pesar de tenr un tratamiento y aunque su presión arterial está bajo control”.

Valaiyapathi sugiere que los médicos deberían adaptar el tratamiento de la presión arterial para pacientes con hipertensión arterial resistente teniendo en cuenta la presión arterial central, la amplificación y reforzando la importancia de las modificaciones del estilo de vida para los pacientes, no solo medicamentos, para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.