• Miércoles, 22 de noviembre de 2017

¿Está próximo el fin de la epidemia de sida?

Se rediseñan las células del sistema inmunológico para combatir el VIH

Mejorando un intento anterior, científicos han desarrollado una nueva estrategia que potencialmente podría utilizarse para rediseñar las células del propio sistema inmunológico del paciente para combatir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El enfoque descrito en ‘PLOS Pathogens‘ muestra beneficios en cultivos de células humanas y en ratones.

Los glóbulos blancos conocidos como células T juegan un papel importante en la respuesta del sistema inmune a la infección por el VIH, especialmente si un paciente deja de tomar medicamentos antirretrovirales que normalmente mantienen la enfermedad bajo control. Sin embargo, el VIH tiene varias estrategias que puede utilizar para evadir el ataque de las células T, por lo que algunos investigadores han propuesto rediseñar las propias células T de un paciente para combatir con más eficacia el VIH.

En el pasado se han realizado varios intentos de rediseñar las células T para combatir el VIH, incluyendo un enfoque que llegó a las pruebas clínicas; pero ninguno ha sido lo suficientemente exitoso para su uso generalizado. Ahora, un nuevo intento de Rachel Leibman, de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, y sus colegas, es prometedor.

La nueva técnica se basa en el enfoque anterior que llegó a los ensayos clínicos, que se centra en un receptor de antígeno quimérico (CAR, por sus siglas en inglés), una proteína sintética que cuando se añade a las células T les permite luchar contra un enemigo específico de manera más eficaz. En el tratamiento, las células T extraídas de la sangre de un paciente serían reestructuradas en el laboratorio para expresar las CAR específicas del VIH, y luego infundidas de nuevo al paciente para combatir el virus.

Evitan un resurgimiento del virus

Usando los últimos avances en la tecnología CAR, Leibman y sus colegas mejoraron la proteína CAR que previamente había llegado a pruebas clínicas. La proteína se compone de varios segmentos diferentes, que los investigadores sistemáticamente modificaron uno por uno para optimizar su rendimiento. Así, encontraron que las células T que expresan la nueva CAR fueron más de 50 veces más eficaces que las de la CAR original para prevenir la propagación viral entre las células humanas en el laboratorio.

Los investigadores también probaron la nueva CAR en ratones infectados con el VIH, detectando que las células T de ratón rediseñadas para expresar la nueva CAR podían proteger a otras células T atacadas y agotada por el VIH en los roedores. En los animales que habían estado recibiendo tratamiento antirretroviral, las células T rediseñadas retrasaron el resurgimiento del virus después de que se detuviera el tratamiento.

Estos hallazgos podrían allanar el camino a las pruebas clínicas de células T rediseñadas utilizando la nueva CAR mejorada. En caso de éxito, este enfoque podría mantener el VIH bajo control en ausencia de tratamiento antirretroviral. “Nuestros datos muestran por primera vez que las células T modificadas pueden controlar significativamente el rebrote viral en ausencia de ART [tratamiento antirretroviral] in vivo –explican los autores–. Nuestro próximo paso es llevar este concepto a la clínica”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies