• Jueves, 23 de noviembre de 2017

Exministros y exconsejeros de Sanidad proponen la renovación de nuestro sistema sanitario

El SNS, siendo uno de los mejores del mundo, carece de financiación adecuada, no es equitativo, es opaco para los ciudadanos y necesita mejorar sustancialmente sus sistemas de gestión Todo ello se resalta en la presentación del libro de la Fundación Bamberg &lsquo.La Renovación de nuestro Sistema Sanitario&rsquo., que recoge las propuestas de relevantes autoridades sanitarias

La Fundación Bamberg ha presentado en Madrid un libro con las propuestas realizadas por las más relevantes autoridades sanitarias de la sociedad civil para la renovación de nuestro sistema sanitario. En el mismo se abordan los problemas más importantes como la integración y cohesión de los servicios sanitarios de las comunidades autónomas, la equidad en los tratamientos recibidos por los ciudadanos, la accesibilidad a los medicamentos y tecnologías innovadoras, la financiación de la sanidad pública, la transparencia de las actividades desarrolladas y resultados en salud de médicos y centros y las necesidad me innovar en la gestión de los centros y servicios sanitarios.

El acto de presentación lo dirigió el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay, y por el Secretario General de Sanidad, José Javier Castrodeza, con la participación, del vicepresidente del Consejo Asesor del Ministerio, Julio Sanchez Fierro, del expresidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Mario Mingo, del exministro Julián García Vargas y de exconsejeros de Sanidad de Cataluña, Madrid, Valencia, La Rioja y Navarra. Asimismo acudieron senadores y diputados pertenecientes a las respectivas comisiones de sanidad del Senado y del Congreso de los Diputados y numerosos altos cargos de la Sanidad pública y privada.

El libro fue presentado por su director y también coautor, Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg, quien señaló que el mismo es resultado del esfuerzo de la Fundación y el trabajo desinteresado de los coautores del libro. El Secretario General de Sanidad comentó que “es necesario adaptar el sistema sanitario a las nuevas realidades, proponiendo en el libro algunas acciones para actualizar el Sistema Nacional de Salud favoreciendo que la renovación sea continuada adaptándose a las necesidades reales y cambiantes”.

Según Julio Sánchez Fierro, “una vez en la senda del crecimiento, parece justo pedir que el porcentaje del gasto sanitario en el PIB recupere la proporción adecuándose a las nuevas necesidades”. Por su parte, Julián García Vargas señaló que “la Comisión para la Reforma de la Financiación autonómica deberá estudiar las grandes diferencias de gasto sanitario por territorio, agravadas en los años de crisis, su justificación y la manera de reducirlas”.

Uno de los problemas planteados es el de la falta de cohesión entre los diversos Servicios Autonómicos de Salud sobre lo que el exconsejero catalán, Boi Ruiz, señaló que “la cohesión depende más de las políticas sanitarias que de los modelos de gestión”. también explicó que es necesario separar la Seguridad Social del Sistema Sanitario”.

Por su parte, Ignacio Para señaló que a lo largo de los últimos treinta años ha existido una cierta dejación de las obligaciones del Estado ante la presión política de las autonomías, por lo que “es necesario clarificar las obligaciones del estado recogidas en la Constitución como garante de la cohesión de las administraciones públicas y la igualdad de los españoles en derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio español”.

El senador y exSecretario General de Sanidad, José Martínez Olmos, destacó la necesidad de mejorar la financiación de la Sanidad pública y de crear un Pacto de Estado sanitario similar al Pacto de Toledo para que “independientemente de quien gobierne se tomen las mejores decisiones para hacer viable y sostenible el sistema sanitario acordado en ese Pacto de Estado”.

Finalmente, para Mario Mingo no solamente en España sino en Europa es necesario promocionar la coordinación y la cohesión entre los Estados miembros con planteamientos posibles como el impulso de la Sanidad electrónica interoperable entre los países, la promoción de un “turismo sanitario” reglado y modulado o el “benchmarking” entre servicios y centros asistenciales de todo el continente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies